Categorías
Mijitillas de realidad Yo mismo

Mecanografiando

Cuando yo era chico venían de vez en cuando unos señores a la escuela preguntando que donde viviamos y que si queriamos aprender a mover los dedos muy rápido y sin mirar.

Luego a los pocos días aparecía una muchacha por tu casa a hablar con tu madre, con una carpeta de dos anillas (es importante que las anillas fueran de 2, y no de 4, porque luego los papeles nada más que tenían 2 agujeros) rellena de papeles plastificados con cuadrados de colores rojo y verde. Entonces fue cuando me enteré que eso era “para aprender a escribir a máquina”.

A mí, que tenía unos 10 o 12 años, y un Spectrum+, no me interesaba en absoluto eso de las máquinas de escribir. Y menos esas plantillas tan horribles de papel plastificado, algo amarillentas. De modo que no me apunté a mecanografía.

Años más tarde me dió por hacer programitas de ordenador, navegar por internet, escribir en blogs y cosas así, y empecé a echar de menos aquellos cursos. Sin embargo, como cualquier otro discapacitado, desarrollé ciertas habilidades, como escribir con 4 dedos de la mano derecha y tres de la izquierda (cuando estoy inspirado mis dedos se van persiguiendo unos a otros por esa descompensación).

En fin, que soy un poco analfabeto en cuestiones mecanográficas (y como dicen en la película, si a estas alturas no lo he hecho, no espereis que lo haga ahora). La verdad es que tuve muchas oportunidades, al momento de aparecer los PC’s (los compatibles, no los que tienen cuernos y rabo) en nuestro entorno surgieron miles de aplciaciones para aprender… Pero el vicio ya estaba ahí.

Lo que realmente me sorprende es que hoy en día la mecanografía no sea una asignatura obligatoria, aunque fuera sin nota. Los chaveas escriben en los mesenyers y tuentis miles de letras al día, e incluso lo mismo también hacen algo para el colegio en el ordenador (al fin y al cabo, para eso entró en la casa, ¿no?).

Igual que nosotros teniamos las cartillas Micho para aprender a leer, y aquellas otras de caligrafía para aprender a que nos pudieran leer, hoy día debería haber algo de esto para las maquinitas.

No se… Igual lo hay. ¿Lo hay?

A lo mejor sería tan simple como que los teclados de los escolares fueran como éste. A la fuerza ahorcan.

Le habló un arkángel con pocas pulsaciones por minuto.

Categorías
Amiguetes Yo mismo

Paracaidas

Esta es una entrada de esas que probablemente solo me interesan a mi (como todas las demás), pero que pongo aquí para mi registro de memoria personal.

La historia es la de siempre: chico habla con chico en la barra de un bar, el camarero interviene en la conversación y dice que se ha tirado en paracaidas; 3 o 4 cervezas después que si no hay güevos; 1 mes y pico después, saltando desde 3.000 metros de altura. Ea.

La experiencia es diferente a cualquier otra cosa que yo haya hecho. No pasé miedo (he sentido miedo escalando, por ejemplo), no sentí especialmente una gran aceleración (la moto me da más sensaciones en ese sentido). Pero se me quedó una cara de tonto importante.

Yo diría que es sobre todo incertidumbre, el no saber qué es lo que viene a continuación. Y lo que viene merece la pena. Por aquí dejo un video para los amiguetes, es un poco largo y no tiene mucho sentido que lo veas si no estabas allí, pero si quieres… (yo estoy a partir del minuto 6:30 aprox., y mi cara de alelao, también).

Parachutes 2009 from Arkangel on Vimeo.

Jamás he fumado tanto como lo he hecho mientras editaba video (nota mental: necesito un disco duro más rápido, más memoria, y procesador). Ahora admiro mucho más a la peña que se curra esos videos tan molones de la interné.

Le habló un arkángel ¡volando!

Categorías
Anotaciones Yo mismo

YoYMiLlama

Estoy un poco hasta los mismos de que mi higienista dental favorito me eche la bulla cada vez que voy a verlo.

Pero claro, pensandolo… Me sienta en una especie de potro con mecanismos, utiliza herramientas puntiagudas, no me insulta, pero casi,… y además le pago. Esta claro, lo que me mola es el BDSM.

Categorías
Yo mismo

ElFeichbuk

Ta t wapo el feichbuk ese, k t enctras a to la peña y eso…

Bueno, eso es mas del tuenti, ¿no? ¿O como es…? El caso es que tenía una cuenta por allí desde ¿2007? y hasta hace unos días no me había dado por añadir a casi nadie.

Se lo voy a confesar: suelo (solía) registrarme en cada uno de esos cacharros 2.0 que salían nada más que para pillar el nombre (debe haber por ahí un grupo del metal bastante cabreado conmigo). Y en realidad luego no uso casi ninguno.

Pero debo reconocerlo: mola eso de “nosequién te ha añadido como amigo”. Amigo, amigo, no sé, cuesta demasiado poco hacer un click. Pero interpretandolo como “a nosequién no le caes demasiado mal”, sube el ánimo.

Ay, como cuesta volver a escribir cosas, me chirría la neurona según les hablo. Pero sigo vivo, a pesar de no haber recibido chorrocientos correos y MI’s (tampoco los esperaba, al verdad). Solo que soy un parado muy ocupado, igual les cuento cosas otro día, ahora que he vuelto a romper el hielo.

¡Gracias Fergu! (y como no se puede enlazar a una entrada del facebook, pues no se enterarán de ná los que nos lean…)

Le habló un arkángel ahí to dosymediopuntocero.

Categorías
Mis Paranoias Yo mismo

Fin(DeLaSegundaParte)

Vaya, esto ya empieza a parecer un culebrón.

Tras el Fin de la primera parte vino el Comienzo de la segunda pero, como este año los guionistas han estado un poco inquietos, la temporada finaliza mucho antes de lo previsto.

El resumen lo puedo hacer citándome a mi mismo, algo que da a partes iguales cierta caché y bastante repelús: En el peor de los casos, una experiencia; en el mejor, estará por ver. Y honradamente no puedo decir que sea el peor, aunque está claro que las cosas no me han salido como yo quisiera.

Tengo mucho que agradecer de estos 8 meses, por citar solo algunos está mi Brown Dispatcher favorito (si alguna vez soy jefe-de-verdad, quiero ser como él), el Gato con Botas con tanto conocimiento dentro como humanidad, e incluso el Supremo, que a su manera intentó sacarme del bache semi-auto-inducido en el que caí y del que no he podido salir. Y los compañeros, claro… Hablaba de ellos hace algunas (pocas) entradas; Charlie casi me hizo pensar que no estaba tan solo, además. Son admirables (casi) todos. Sobre todo ese señor al que le caen mis marrones rebotados y pasea por los jardines con su móvil en la mano, siempre resolviendo problemas. Y Mr. Alfresco, of course.

En definitiva, he tomado la decisión de recoger velas y dejar que las corrientes me lleven donde les venga bien. Al menos un par de meses, después habrá que sacar los remos…

A los que se sientan perjudicados, mis humildes disculpas. Los que crean que a pesar de todo esta historia ha merecido la pena mientras duró, yo también les doy las gracias. ¡Qué menos!

Las siguientes entradas deberán ser menos ñoñas. Proclamo.

Le habló un arkángel casi de nuevo en el mercado.

Categorías
Mijitillas de realidad Yo mismo

EnProceso

Evaluar, Entrevistar, Finalista, Descartado… A un solo click de ratón, tanto que he tenido que mirar un par de veces si de verdad ese “evaluable” había quedado en su sitio, y no había caido en el pozo negro de la ignominia virtual.

Los procesos de selección son muy chungos cuando estás en el lado habitual, pero yo diría ahora que lo son aún más cuando eres la parte contratante de la primera parte.

Ya he estado en ese lado anteriormente, no se crean. Pero la cosa era distinta… Hablando en plata, no eran mis huevos los que estaban en juego, sino que podría venir bien ese apoyo extra; o por el contrario, no. Ahora estoy en otra situación: el tiempo corre en mi contra y del éxito de este proceso depende, en parte, mi salud mental.

No es bueno entrevistar a alguien en la circunstancia que les comento, se pueden imaginar. Uno se vuelve por una parte mucho más exigente, pero por otra tienes esa necesidad. Puede llegar a ser agobiante, sí.

Y luego están esos descartados… Construir un curriculum es tremendamente jodido, si uno quiere de verdad transmitir lo que necesita. Porque no todo son datos objetivos, y siempre te puedes encontrar al otro lado con alguien como yo, para el que esos datos de experiencia y estudios son requisito, pero no lo son todo ni mucho menos.

Ay… bueno, sigamos… A este lo voy a entrevistar. En cuanto saque media horilla.

Le habló un arkángel más cómodo en el otro lado, claro.