Dragan

Dragan

Creo que esta historia merece ser contada, aunque sea a mitad. No soy de los de reservarme demasiado, ya lo saben…

Casi telegráficamente:

Hace unos días, al hilo de uno de los comentarios que hago en Facebook (esa que ha matado a los blogs personales, sí) en mi hora-de-la-cerveza-y-lo-social del mediodía, apareció un “draganizado” por ahí. El comentario en sí no tiene mayor importancia (espero, Pedro ;) ), pero resulta que terminé consultando http://www.andrzejdragan.com/ para estar seguro de lo que hablaba.

Me pareció una web que no estaba a la altura del fotógrafo (por varios motivos relacionados con la experiencia de usuario y la tecnología), y sin pensarlo demasiado me decidí a escribir al mail de contacto genérico en mi pobre inglés, para ofrecerle al Sr. Dragan en persona (o a su CM) hablar del asunto. Sólo después de escribir fue cuando me paré a pensar que la osadía era grande, investigué un poco sobre él (http://www.enkil.org/2008/10/02/andrzej-dragan-el-efecto-dragan/), me di cuenta de que es realmente un personaje (“se doctoró cum laude en física cuántica en 2005. Galardonado por la mejor tésis de física en Polonia por la Sociedad Física Polaca (2001), fue becado por la Fundación Europea de la Ciencia…”), justo de mi edad (1978), y lei esto:

En primer lugar, permítanme dejar claro que a mi realmente no me gusta hacer fotografías, para ser realmente sincero, me disgusta. Suena extraño, lo sé. Cuando mis amigos me piden que les haga una foto y me niego, se decepcionan, pero a mi simplemente no me gusta fotografiar. Incluso no soy neutral acerca de esto, en realidad me desagrada. Y, sin embargo, por alguna razón desconocida que todavía no he entendido, a veces me ocurre correr detrás alguien que realmente quiero fotografiar, porque su cara me resulta interesante, pero eso es bastante inusual. En un principio solo le pedía a él o a ella que me dejase tomar una fotografía después de una breve conversación con ellos que podría muy bien tener lugar en la calle, por ejemplo. Todo esto no suele tardar más de unos minutos. Luego, poco a poco he adquirido una actitud más selectiva en la elección de las personas con las que estoy interesado, y ahora hago una foto al mes

El caso es que me contestó al mail diciendo que justo el día antes estaba pensando en cambiar la web. Apasionante sincronicidad. Y estamos en conversacines, en mi pobrísimo inglés, en la distancia, intentando transmitirle los valores y metodología de SI2. Igual no sale, por muchos motivos, pero hasta aquí ya hay historia (espero que no se moleste si llega a leer esto -hey, Andrzej!-) ;-)

Querer no es poder. Pero si no quieres, seguro que no puedes. Esto es lo que le quería yo contar a Psicobyte una vez por Facebook, precisamente.


La única vez que yo intenté en mi vida (creo), hacer un “draganizado” fue hace unos 3 años, con poco éxito. La he visto buscando en mi memoria internetera alguna referencia. Esta microhistoria es la que de verdad me ha emocionado, al verme a mi mismo hace 3 años disfrutando de la calle y las fotos; me ha empujado a escribir “algo”. Les dejo con el microrrelato original, que nunca tuvo visibilidad.

El amigo Jesús

5754693708_549acec64e_o


Venía yo de comprar el pan cuando me he sentado en un banco a tomar un poco de sol, cámara en mano por si pasaba algo francotirable.

Entonces el amigo Jesús ha venido a por mi, directamente, con la serenidad que da no tener nada mejor que hacer, porro en la mano que me señalaba. Quería hacer de modelo, no entendía por qué le hacía fotos a un escaparate vacío en el que solo hay cuatro reflejos.

Ha cruzado la calle justo cuando los coches comenzaban a andar (por supuesto, ninguno se ha atrevido ni a rechistar al amigo Jesús) y ha vuelto, totalmente sereno de hachís y Alhambra. Cuando le he enseñado las fotos, no le ha gustado lo que ha visto allí -“Míralo ese, que parece un perro rabioso”- me decía, señalando su cara en mi cámara. “No las borres”- me dice.

Me ha contado parte de la historia tantas veces escuchada: tatuajes talegueros, legión, recien accidente gravísimo de coche con marcas aún frescas… Me ha hecho mirar un tatuaje en su espalda, bajo la camiseta, que ponía, a tinta bolibic: “I will be free (one day)”. Y lo hemos comentado, algún día seremos libres, pero no será estando vivos, he matizado. “¿Ángel, te llamas? Yo, Jesús, estamos los dos bendecíos (risas)”.

Dice ser de madre albaycinera y padre siciliano. A saber.

El caso es que al despedirnos me ha regalado una goma para el pelo que llevaba en la muñeca.

La verdad es que he pasado un buen ratillo con el amigo Jesús. Quizá no más de 4 minutos.


Le habló un arkangel reinventado, como Madonna.

ElVencejo

ElVencejo

Pollo se va haciendo a su nueva situación temporal; y yo también, lo que es más importante. Porque en ésta, como en muchas situaciones de la vida, la experiencia vale mucho.

Si hace 3 días el pollo no abría a boca para comer, ahora tampoco, pero come. Se le abre el pico sin miedo, se mete el bicho, y andando. Empecé con 3 grillos por toma (recomiendan en webs estupendas 5-6 comidas al día, yo creo que no llego a tanto por cuestiones de tiempo), después leí que 8… El asunto es que cada pollo es un indivíduo con sus cosas, tiene que comer, y se le nota “cuando ha comido”; sin tener un traductor vencejo-hueteño, ya le voy pillando hasta las manías.

De modo que ahí vamos, yo diría que en una semana o así éste está volando. Nueve meses sin parar de volar, ni para dormir, hasta que empiece a hacer su nido para tener familia. ¡Qué vida!


Actualizado el 30/08/2014: ¡finalmente voló! Quieras que no, pasar tres semanas alimentando a un bicho, por mucho que no quieras crear vínculos, pues une; de ahí mi voz un poco de gilipollas ;-)


Algunas fotillos, for the records:

Le habló un arkangel aprendiendo vencejo.

 

 

Pollo

Pollo

En el tiempo que llevo ayudando al pollo de vencejo que encontramos ayer (domingo, con todo cerrado) en mitad de Avenida Constitución he aprendido varias cosas:

  1. Cazar grillos/saltamontillos no es una tarea trivial, como no lo es localizarlos en Granada capital.
  2. Se puede conseguir, con esfuerzo y dedicación; en la facultad de farmacia hay, y las habilidades se desarollan con la práctica (me chulearon al menos 5 de los bichos, y metí en el bote como otros 6).
  3. El pollo sigue prefiriendo la comida de gato húmeda a los grillos.
  4. En las tiendas de bichos venden grillos (que son grillos de verdad, y tienen más chicha), a 3€ el tupper. A tré, a tré a tré.
  5. El pollo sigue prefiriendo la comida de gato a los grillos de marca.
  6. Cuando cierro los ojos con fuerza, veo grillos huyendo de mi. Y al pollo descojonándose en mi cara.

Seguiré informando (confío en que para bien).

 

IMG_20140810_121232

 

Las crías abandonan el nido una mañana volando súbitamente, sin necesidad de aprendizaje previo, y no retornan a él jamás. De noche, estas aves se elevan hasta los 2.000 m de altura y allí duermen, volando. Durante el sueño el aleteo se reduce de los habituales 10 movimientos por segundo a tan sólo 7. Debido a sus extraños hábitos aéreos, aún se desconocen muchísimas cosas de la vida de estas aves.Los vencejos emiten un grito muy agudo que en algunos países les ha valido el apelativo de “pájaro del diablo”

 

¿Puede usarlo en una frase? Sí, claro: “Pájaro del diablo“, cómete el puñetero grillo, que la comida de gato no es buena para tus plumas. 

Le habló un arkangel con camiseta nueva de Polloman.

Mulhacen

Mulhacen

Atacar el Mulhacén en pleno julio desde Siete Lagunas es algo que cualquier andarín montañero consideraría “fácil”. Para mí, urbanita de pro con muy poquita experiencia en la montaña y haciendo noche en la laguna Hondera al raso, ha sido toda una experiencia.

El fuerte viento subiendo la cuerda del Resuello (el nombre da alguna pista) hizo que rozara los límites de mi escasa forma física, y que mis cinco compañeros de subida tuvieran que mirar una y otra vez hacia abajo a ver por donde andaba el piltrafilla ese. Pero llegué -y volví-, más o menos de este modo:

Ruta circular del viento infernal

 

La media-excursión, que es como alguien experimentado llamaría a mi (nuestra) pequeña hazaña comienza en Trevélez a unos 1.500m de altitud. Nos planteamos un doble objetivo: hacer cumbre, y antes pasar una noche al raso ya cerquita de nuestro destino, por lo que la primera jornada de no más de 8 km. salvando un desnivel positivo de unos 1.400m debería ser tremendamente sencilla. No lo fue para mí por algún motivo, conforme comenzamos la subida con la mochila a cuestas (quizá aquí esté el asunto), ya intuía yo que esta mini-excursión me iba a dar algún dolor de cabeza: ni mis piernas, ni el resfriadete importante recién curado estaban preparadas, y comenzaba a ser una carga para mis compis de ascencisón, bastante más experimentados.

En cualquier caso, cuando pasado el Culo de Perro (curioso nombre con sentido del río que nace de la Hondera, última de las Siete Lagunas) llegué a aquella tremenda explanada, todo tuvo sentido.

laguna hondera

Establecimos allí nuestro “campamento base”, a 2.900 metros de altura, con unas rachas de viento simpáticas que presagiaban una noche de mi estreno de vivac con más estrellas que sueño efectivo. Al final, estrellas hubo, y algo se durmió entre racha y racha. Lo cierto es que las 3 o 4 veces que me desperté a lo largo de la noche eran compensadas sin ninguna duda por el mejor cielo estrellado que nunca vi. Es lo bueno de tener estrellas fugaces en el “techo” :)

A la “mañana” siguiente habiamos previsto levantarnos a las 5 para ver amanecer en la cumbre, un par de horas después. Toda mi buena voluntad se convirtió en pasitos de muñecas de famosa contra el viento del Resuello a los 10 minutejos de ascensión. Subir 600m en noche cerrada con tu frontal como guía (mis amigos hacía rato que iban más arriba y los suyos eran como mi estrella polar particular), tocado del día anterior, convierten una posible /horaypico/ en dos horas de esfuerzo y pundonor.

subida mulhacen desde hondera por Resuello

No les voy a ocultar: cuando llegué arriba y comprobé que ese viento continuado con rachas de -yo diría- hasta 100km/h había tocado también el ánimo de mis compañeros, me sentí algo mejor. ¡Qué coñe, uno tiene su corazoncito! Por ese viento, y por prudencia, no tocamos la cumbre del Mulhacén, quedó allí al ladito, y nos conformamos con el Mulhacén II (¡un tresmil! – 3.362m). No estaba el día como para hacerse un caché ;-)

La vuelta se planteó circular (siempre gusta), con cierta incertidumbre que me hizo caer en la cuenta de lo mal que medimos las personas normales las distancias en altura. El ojo no entrenado ve allí abajo Trevélez y piensa: “es para abajo, no puede ser para tanto”. Luego tus rodillas ya se encargan de que para la próxima tengas en cuanta cada kilómetro y cada piedra suelta en el camino.

A modo de resumen para mi yo futuro, como es habitual: reto superado, nunca nada es tan fácil (ni tan difícil) como parecía y, muy importante, si vas a hacer algo que nunca has hecho, practica un poco antes, aunque sea en simulador ;-)

Alguna fotillo, por terminar el día.

Muchas gracias a mis compis de subida por soportarme y enseñarme, con sus palabras o simpemente siendo: Iván, Calix, Pedro, Martín y, especialmente, David, con el que me permito las confianzas que él me da, y vamso aprendiendo el uno del otro gracias a ello.

Le habló un arkangel con muchas cosas por hacer.

TrenVsBus

TrenVsBus

Siempre me ha gustado viajar más en tren que en bus: te levantas, vas a la cafetería, y todo eso. Por no hablar del /chacachá/, que tiene un puntazo.

Pero Graná es Graná, y sus circunstancias y conexiones… Hoy tenía que venir a Madrí para “un rato”, ida y vuelta en el día; pensé en ir a Antequera en coche y coger un par de AVE’s, pero mirando un poco la pasta, y otro poco el coger el coche a las tantas a de vuelta, me decidí por el chacachá a la ida, más el bus que encajaba de vuelta (tren, hay uno a media tarde). Que es el Premium.

El tren Altaria de RENFE

  • Tarda 4.5 horas (porque va a Antequera, y es un Altaria viejuno).
  • Huele a /meaos/. Especialmente al llegar a la estación de Córdoba, no se por qué.
  • Cobra precios de local-bien por un botellín de agua y unas patatuelas. El café es aceptable.
  • Atropella bichos por el camino (y oyes sus cuerpos rebotarlo por debajo, todavía lo /siento/). Esto no es malo ni bueno, es /asín/, pero si te fijas al salir ves sangre en la máquina.

El bus Premium de ALSA

  • Cuesta unos 10€ menos (a la fecha y por Internet: 35.60 frente a 47.90).
  • Tarda lo mismo que el tren (porque no da ese rodeo “especial”, va por la ruta natural de Despeñaperros (y al menos hoy no se nos ha cruzado ninguno).
  • Tiene asientos de polipiel. O de piel. Que no parece que tengan más de 20 años. O, al menos, los tapizan de vez en cuando.
  • Pasas entre Pinto y Valdemoro, que tiene su gracia (a mí me la hace).
  • ¡Tiene enchufes! Para cargar el móvil, /motivo por el cualo/ puedo estar escribiendo esto ahora.
  • Han puesto pantallitas táctiles con TV a la carta, cámaras con vista exterior del autobús en vivo (regular, pero, ¡oye!), acceso a periódicos online (sí, ETA son los padres, y Podemos), peliculillas a elegir (y se oyen bien). Un pun-ta-zo si no llevas la tableta cargada.
  • Los auriculares que te “regalan” también se oyen solo por un oído (pero al menos no se te quedan bolillas azules en la oreja, como con los del tren).

Y no sigo (porque dan caramelos, refresquitos, y cosas como cerveza, chorizo y ensaladas con queso, y manzana cortadita; y GuayFay). Vale, en honor a la verdad, no estoy pudiendo ver la peli porque se corta demasiado… Pero eso será el 3G.

Me parece a mí que RENFE debería ponerse un poco las pilas, porque las comparaciones son odiosas, y hay que actualizarse un poco. No se puede vivir siempre del romanticismo… Desde Málaga o Sevilla igual el tiempo es decisivo, pero para casi 5 horas entre pitos y flautas, por lo menos que te hagan un poco la pelota se agradece.

Le habló un arkangel muy de tren.

Londres2014

Londres2014

Aunque sigo pagando mi cuenta Pro en Flickr, creo que es por motivos más románticos que de “necesidad”.

Antes, solía dedidir que ahí colgaba las fotos seleccionadas, procesadas, enderezadas, recortadas… Reveladas. Pero desde hace años ni el tiempo me permite tanta selección y primor, ni hago fotos como para desechar tantas. Por otra parte, tengo cierto miedo a perder las fotos que hago en el día a día (las de viajes, sobre todo): los discos duros son fugaces, de los cedés ya ni me acuerdo (alguno habrá), y con el tiempo lo más parecido a permanente que tengo en mi vida digital es mi blog.

Lo que me recuerda que empezaré a subir algunas fotos del móvil por aquí.

De modo que aquí van las fotillos de la última escapada de 4 días a Londres. Ya había estado allí de pasada, currelando, pero ahora lo he disfrutado. Londres tiene mucho que dar, lo he pasado como un chavea con Inma; la siguiente quiero que sea con un grupo de 4 o 5 amigos, para hacer más cosas aún.

Aquí las fotos en bruto como salieron de la cámara; alguna de ellas merecerá un ratejo para darles color y eso…

Desde el móvil,

sobre todo aprovechando el photosphere de Google y el NExus 5, que es una maravilla, salen cosas interesantes:

Hasta me compré una gorra de pellejo auténtico de sheep (o eso decía el turco que me la vendió en Candem). Postureo total viajero-friki :P

Hacer fotos es una manera estupenda de fijarse en los detalles mientras se viaja, aunque luego no las veas nunca más. Lo importante es el camino.

Le habló un arkangel fotero-viajero.

¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.

Busca