Scotty

Scotty

Lo que empezó con una declaración interior de intenciones, aquello de ir en bici al curre con una bici de montaña baratuna comprada de capricho, está arraigando en mí y se está transformando, de algún modo, en una parte de mi estilo de vida. Cuando le digo a algunos que “normalmente voy en bici, salvo cuando voy a tener jaleo, o llueve, que voy en moto” me miran raro.

Pero me parece bastante definitorio de lo que viene significando la bici para mí en los últimos años. No la veo como deporte (algún experimento he hecho, no me termina de convencer), sino como transporte “slow”, una manera diferente de moverte por al ciudad disfrutando del camino: una sensación muy parecida a la que tuve hace unos diez años cuando el coche en mi vida pasó a ser fundamentalmente una herramienta de trabajo, comencé a disfrutar de las dos ruedas (si tienes cuatro, ya sabes que te sobran dos), y que cobró incluso más fuerza cuando Triumph entró en el juego.

La historia se repite, con muchos menos caballos (ahora, solo un borrico de propulsión trasera ;-) ). Hace unos días me compré una bicicletilla nueva-de-segunda-mano-barata, y estoy como… un niño con bicicleta nueva.

¡No he olvidado a la Corbetta! La fuerza que ejerce esa bici sobre mi trasciende lo razonable, es complicado de explicar. Pero ha llegado un momento en el que el cuerpo me pedía otra cosa, una evoución. No se estar con lo mismo demasiado tiempo.

Es una Scott antigua -Scotty-, una de esas bicis que yo catalogaba como “de pijos” (ya saben , no hace falta más para ir en bici, no hace falta aluminio ni cambios Ultegra, niná). Pero no me considero un globero (sobre todo, porque lo mío es el transporte, no el deporte). Y estamos conociendonos.

Beam me up, Scotty!

Le habló un arkangel serendipítico.

WordCamp Europe 2014 (2/2)

WordCamp Europe 2014 (2/2)

Han pasado ya unos días desde nuestra excursión a Sofia, Bulgaria; los datos concretos comienzan a difuminarse un poco, pero creo que merece la pena contarles algo de esta película que tanto disfrutamos mi compañero Dani Jiménez y yo, como se puede intuir en las fotos que anticipaba.

En general

OLYMPUS DIGITAL CAMERACuando SI2 Soluciones, la empresa en la que trabajo (y co-dirijo, hay un poco de trampa) decidió que era una buena idea asistir a un sarao de este tipo yo me alegré un montón. Gastarse unos mil pavos en algo que no tiene un retorno evidente y pasa en cuatro días no es fácil para una micro-PYME con sueldos ajustadísimos (mi agradecimiento a todos los que son, a pesar de ello), e implica una visión de “algo más allá”, una política de empresa interesante, desde mi punto de vista (insisto, soy cofundador ;-) ).

Nunca había asistido a un congreso de este nivel, a más de 3 horas de avión (y 5 de bus previas -¡ay, mi Graná!- ), con casi 900 asistentes totalmente enfocados en un producto, en una idea. Con Matt Mullenweg, creador de WordPress, y otro buen puñado de gente con página propia en Wikipedia. Gente de-los-que-saben (un huevo). Y que además han sido capaces de rentabilizar sus conocimientos con modelos de negocio muy diversos.

En realidad, casi todo lo que escuché allí me sonaba: vivimos una época saturada de información y, afortunadamente, uno es capaz de aprender mucho de cualquier tema que le preocupe. Lo que sucede es que a veces separar el grano de la paja, ver la tendencia, observar como se hacen en realidad las cosas, no es tan fácil, precisamente por existir tal cantidad de datos al respecto. La WordCamp te sirve para eso: te alinea con las tendencias, te permite observar los gestos de las personas cuando se habla de uno u otro tema (aunque sea en inglés, asignatura siempre pendiente), y te sirve para conocer a las personas. Como siempre, las personas son lo más importante.

Los speakers

No voy a hacer aquí un resumen de todas las ponencias que intentamos entender (quiero pensar que interpreté correctamente al menos un 40% de las palabras que dijeron, con mi pobre oído granaíno formado en la E.G.B.), pero sí nombraré lo que recuerdo ahora, con ese filtro que un par de semanas aportan. Seguramente sea lo que más me marcó.

Adrian Zumbrunnen

Un grande de la UX y el diseño de front-end que nos enseñó cómo él entendía los interfaces amigables para la gestión de contenidos hace 4 años, y ahora está trabajando (¿tiene terminado?) un plugin para WordPress con la misma filosofía. Gestión de contenidos sin salir del front, muy bien ejecutada.

Amigos: no olviden que la web son los usuarios de la web, pongamosles las cosas fáciles.

High five, Adrian!

Joost de Valk

Este muchacho es Yoast, es posible que lo conozcas por su plugin de SEO… Yoast. Su charla trataba de un tema que a mi no me atrae especialmente (aunque siempre interesa conocer de primera mano “el otro lado”), ya que no nos dedicamos a desarrollar plugins, pero me parece un gran modelo para explicar cómo se puede vivir (bien) con software libre. Joost era un experto en marketing on-line antes de comenzar a trabajar con WP, y en los últimos 3 años ha conseguido pasar de “autónomo” a tener una empresa con 16 empleados. Ser los consultores SEO de empresitas como Guardian o eBay igual ayuda algo ;-)

Mucho que aprender de este señor, en términos empresariales sobre todo.

Simon Wheatley

Me encantó Simon. Si me atrayeran de-ese-modo los hombres (y mi inglés fuera mejor), incluso hubiera intentado invitarlo a un café ;-)

Simon gana (creo que mucho) dinero contándole a grandes clientes por qué es mejor utilizar software libre, por qué es Mejor, desde todos los puntos de vista. No parece un predicador, un evangelista; creo que no necesita siquiera que sus clientes se comprometan con “una causa”, o algo así: simplemente les explica las ventajas de una forma bastante objetiva, y ellos lo creen.

Recuerdo que hace algunos meses (¿año(s)?) hice yo mismo de speaker en una humilde charla de introducción a WordPress para un curso del INEM; preparandola, buscaba algunos ejemplos de “casos de éxito”… Uno de ellos fue la web de los Rolling Stones, que ya entonces era WP. Clientes de este señor.

Gracias, Simon.

Siobhan McKeown

Tuve la oportunidad de cambiar un par de palabras con Siobhan el domingo siguiente a su exposición, para agradecerle la ilusión con la que nos transmitió las 4 Libertades.

La filosofía de WordPress tiene mucho de libertad; para mi (para nosotros) es requisito sine-qua-non. Pero no sólo de libertad vive el programador (y el usuario): su presentación casi desde un punto de vista humanista de las fortalezas de WP (Freedom + Simplicity + Democracy) afianzaron tremendamente mis propias ideas.

KISS, amigos. Keep It Simple (Stupid) ;-)

Había muchos más, y dijeron cosas interesantísimas, todos ellos son objetivos a seguir: http://2014.europe.wordcamp.org/speakers/

Las personas

Aunque he dedicado gran parte de la entrada a “los oficiales”, mi gran descubrimiento y lo que da sentido a todas esas horas de viaje son, como siempre, las personas que conoces en “las charlas de pasillo”. Bueno, bien, en las cervezas ;-) (contrariamente a lo que se podría pensar desde fuera, la gente relacionada con la tecnología -quizá especialemente relacionadas con software libre- suele ser muy de cervezas).

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Por motivos de idioma, sobre todo pudimos disfrutar de la manera de ser, la experiencia y los pensamientos de los españoles que encontramos por allí. No entraré en detalles porque algo hay que guardar para uno, pero me formé una idea genial de algunos genios que casi me trataban de igual a igual, con todas mis limitaciones… @weiko, el hombre-enciclopedia (me recordó mucho a mi gurú @_psicobyte), un tipo de charla agradable y mucho mundo; @grindcode, el CTO en el que me voy mirando, buena gente (qué más puedo decir), nos aportó grandes dosis de empatía y tres o cuatro tips técnicos intercalados con total transparencia; @Mrfoxtalbot, uno de los nuestros, sencillo, amable, con los pies en la tierra y gran sonrisa; @igmoweb, el plugin developer, programador-de-los-güenos; @Joan_Artes, ¡un chaval! que mueve masas y que estoy seguro de que dará que hablar, si no lo hace ya; @josecontic, odiador de los sploggers ;-), que seguramente no me vio como “objetivo”, tiene las cosas muy claras este señor,  y hay mucho que aprender de él; por último, @frantorres, el que pasa casi de puntillas por los sitios pero en todas partes está, el que me animó e hizo de anfitrión en esta historia,… ¡Gracias, Fran!

Sofia, la ciudad

Aprovechamos los cuatro ratejos libres para hacer algo de turismo, claro. Dani fue un acompañante de lujo para ayudarme a descubrir esta ciudad amable con el turista (no parece haber muchos fuera de temporada), a pesar del búlgaro. Hablamos con taxistas hiper-baratos por gestos (Barcelona 6 – Granada 0, ¡ouch!), bebimos cervezas en bares céntricos a 1€ el medio litro, comimos roasted duck en Check Point Charlie – de Sofia, no de Berlin- (¡muy recomendable!), entramos a tiendas inquietantes de discos en sótanos,…

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Sofia es una ciudad barata, el cambio del Lev sale 2 a 1 y eso ayuda… Desde mi punto de vista, se trata de no hacer demasiado el guiri (como en todos los sitios, claro): buscar los sitios donde ves gente del lugar, dejar un par de leva de bote, cuando toque, y disfrutar de su cerveza Zagorka. Por cierto, ¿sabíais que se creó una campaña acerca de la relación directa entre el consumo de una cerveza búlgara y el desarrollo de los senos? A nosotros no nos han crecido, de momento.

En cuanto al turismo más “clásico”, lo que viene siendo sightseeing, le dedicamos un par de horas largas muy bien aprovechadas a los chicos de Free Sofia Tour. Los free-tours son la mejor forma que conozco de contactar con las ciudades en un modo… “ráfaga”. En este caso fue excelente, también.

Hice un pequeño set de Flickr, por si les apetece darle un vistazo: WordCamp Europe 2014 – Sofia, Bulgaria

Le habló un arkangel ya iniciado.

Dragan

Dragan

Creo que esta historia merece ser contada, aunque sea a mitad. No soy de los de reservarme demasiado, ya lo saben…

Casi telegráficamente:

Hace unos días, al hilo de uno de los comentarios que hago en Facebook (esa que ha matado a los blogs personales, sí) en mi hora-de-la-cerveza-y-lo-social del mediodía, apareció un “draganizado” por ahí. El comentario en sí no tiene mayor importancia (espero, Pedro ;) ), pero resulta que terminé consultando http://www.andrzejdragan.com/ para estar seguro de lo que hablaba.

Me pareció una web que no estaba a la altura del fotógrafo (por varios motivos relacionados con la experiencia de usuario y la tecnología), y sin pensarlo demasiado me decidí a escribir al mail de contacto genérico en mi pobre inglés, para ofrecerle al Sr. Dragan en persona (o a su CM) hablar del asunto. Sólo después de escribir fue cuando me paré a pensar que la osadía era grande, investigué un poco sobre él (http://www.enkil.org/2008/10/02/andrzej-dragan-el-efecto-dragan/), me di cuenta de que es realmente un personaje (“se doctoró cum laude en física cuántica en 2005. Galardonado por la mejor tésis de física en Polonia por la Sociedad Física Polaca (2001), fue becado por la Fundación Europea de la Ciencia…”), justo de mi edad (1978), y lei esto:

En primer lugar, permítanme dejar claro que a mi realmente no me gusta hacer fotografías, para ser realmente sincero, me disgusta. Suena extraño, lo sé. Cuando mis amigos me piden que les haga una foto y me niego, se decepcionan, pero a mi simplemente no me gusta fotografiar. Incluso no soy neutral acerca de esto, en realidad me desagrada. Y, sin embargo, por alguna razón desconocida que todavía no he entendido, a veces me ocurre correr detrás alguien que realmente quiero fotografiar, porque su cara me resulta interesante, pero eso es bastante inusual. En un principio solo le pedía a él o a ella que me dejase tomar una fotografía después de una breve conversación con ellos que podría muy bien tener lugar en la calle, por ejemplo. Todo esto no suele tardar más de unos minutos. Luego, poco a poco he adquirido una actitud más selectiva en la elección de las personas con las que estoy interesado, y ahora hago una foto al mes

El caso es que me contestó al mail diciendo que justo el día antes estaba pensando en cambiar la web. Apasionante sincronicidad. Y estamos en conversacines, en mi pobrísimo inglés, en la distancia, intentando transmitirle los valores y metodología de SI2. Igual no sale, por muchos motivos, pero hasta aquí ya hay historia (espero que no se moleste si llega a leer esto -hey, Andrzej!-) ;-)

Querer no es poder. Pero si no quieres, seguro que no puedes. Esto es lo que le quería yo contar a Psicobyte una vez por Facebook, precisamente.


La única vez que yo intenté en mi vida (creo), hacer un “draganizado” fue hace unos 3 años, con poco éxito. La he visto buscando en mi memoria internetera alguna referencia. Esta microhistoria es la que de verdad me ha emocionado, al verme a mi mismo hace 3 años disfrutando de la calle y las fotos; me ha empujado a escribir “algo”. Les dejo con el microrrelato original, que nunca tuvo visibilidad.

El amigo Jesús

5754693708_549acec64e_o


Venía yo de comprar el pan cuando me he sentado en un banco a tomar un poco de sol, cámara en mano por si pasaba algo francotirable.

Entonces el amigo Jesús ha venido a por mi, directamente, con la serenidad que da no tener nada mejor que hacer, porro en la mano que me señalaba. Quería hacer de modelo, no entendía por qué le hacía fotos a un escaparate vacío en el que solo hay cuatro reflejos.

Ha cruzado la calle justo cuando los coches comenzaban a andar (por supuesto, ninguno se ha atrevido ni a rechistar al amigo Jesús) y ha vuelto, totalmente sereno de hachís y Alhambra. Cuando le he enseñado las fotos, no le ha gustado lo que ha visto allí -“Míralo ese, que parece un perro rabioso”- me decía, señalando su cara en mi cámara. “No las borres”- me dice.

Me ha contado parte de la historia tantas veces escuchada: tatuajes talegueros, legión, recien accidente gravísimo de coche con marcas aún frescas… Me ha hecho mirar un tatuaje en su espalda, bajo la camiseta, que ponía, a tinta bolibic: “I will be free (one day)”. Y lo hemos comentado, algún día seremos libres, pero no será estando vivos, he matizado. “¿Ángel, te llamas? Yo, Jesús, estamos los dos bendecíos (risas)”.

Dice ser de madre albaycinera y padre siciliano. A saber.

El caso es que al despedirnos me ha regalado una goma para el pelo que llevaba en la muñeca.

La verdad es que he pasado un buen ratillo con el amigo Jesús. Quizá no más de 4 minutos.


Le habló un arkangel reinventado, como Madonna.

ElVencejo

ElVencejo

Pollo se va haciendo a su nueva situación temporal; y yo también, lo que es más importante. Porque en ésta, como en muchas situaciones de la vida, la experiencia vale mucho.

Si hace 3 días el pollo no abría a boca para comer, ahora tampoco, pero come. Se le abre el pico sin miedo, se mete el bicho, y andando. Empecé con 3 grillos por toma (recomiendan en webs estupendas 5-6 comidas al día, yo creo que no llego a tanto por cuestiones de tiempo), después leí que 8… El asunto es que cada pollo es un indivíduo con sus cosas, tiene que comer, y se le nota “cuando ha comido”; sin tener un traductor vencejo-hueteño, ya le voy pillando hasta las manías.

De modo que ahí vamos, yo diría que en una semana o así éste está volando. Nueve meses sin parar de volar, ni para dormir, hasta que empiece a hacer su nido para tener familia. ¡Qué vida!


Actualizado el 30/08/2014: ¡finalmente voló! Quieras que no, pasar tres semanas alimentando a un bicho, por mucho que no quieras crear vínculos, pues une; de ahí mi voz un poco de gilipollas ;-)


Algunas fotillos, for the records:

Le habló un arkangel aprendiendo vencejo.

 

 

Pollo

Pollo

En el tiempo que llevo ayudando al pollo de vencejo que encontramos ayer (domingo, con todo cerrado) en mitad de Avenida Constitución he aprendido varias cosas:

  1. Cazar grillos/saltamontillos no es una tarea trivial, como no lo es localizarlos en Granada capital.
  2. Se puede conseguir, con esfuerzo y dedicación; en la facultad de farmacia hay, y las habilidades se desarollan con la práctica (me chulearon al menos 5 de los bichos, y metí en el bote como otros 6).
  3. El pollo sigue prefiriendo la comida de gato húmeda a los grillos.
  4. En las tiendas de bichos venden grillos (que son grillos de verdad, y tienen más chicha), a 3€ el tupper. A tré, a tré a tré.
  5. El pollo sigue prefiriendo la comida de gato a los grillos de marca.
  6. Cuando cierro los ojos con fuerza, veo grillos huyendo de mi. Y al pollo descojonándose en mi cara.

Seguiré informando (confío en que para bien).

 

IMG_20140810_121232

 

Las crías abandonan el nido una mañana volando súbitamente, sin necesidad de aprendizaje previo, y no retornan a él jamás. De noche, estas aves se elevan hasta los 2.000 m de altura y allí duermen, volando. Durante el sueño el aleteo se reduce de los habituales 10 movimientos por segundo a tan sólo 7. Debido a sus extraños hábitos aéreos, aún se desconocen muchísimas cosas de la vida de estas aves.Los vencejos emiten un grito muy agudo que en algunos países les ha valido el apelativo de “pájaro del diablo”

 

¿Puede usarlo en una frase? Sí, claro: “Pájaro del diablo“, cómete el puñetero grillo, que la comida de gato no es buena para tus plumas. 

Le habló un arkangel con camiseta nueva de Polloman.

¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.

Busca