Categorías
Viajes, visitas, crónicas,...

WordCamp Valladolid2020-RoadMovieVersion

Estoy seguro de que ustedes leerán otras entradas en blogs de gente más competente que yo en estos menesteres croniqueros (por señalarles a alguien, Pablo Moratinos se suele marcar unas crónicas WordCamperas de dulce, vigilen por aquí). De modo que voy a permitirme hablar de algo diferente: el viaje.

La llamada de la aventura

Fran @frantorres Torres, Guillermo @flewPs García, Dani @grimpeur_ Jiménez y yo @arkangel mismo nos sentiamos moralmente obligados a acompañar a Roberto @weiko Vázquez y al resto de equipo de organización, voluntariado, ponentes, y toda la familia WordPressera en esta I WordCamp de Castilla y León. Roberto es una persona universal y en Granada casi lo tenemos adoptado (casa tiene), de modo que era Necesario estar apoyando.

Se da la circunstancia de que este evento ha sido bisiesto, siendo el día fuerte el sábado 29 de febrero. Esto significa que teníamos un día extra (el 28 de febrero es el día de Andalucía) y nos podíamos permitir salir desde Granada el 27 a mediodía.

De izquierda a derecha: Fran con su cara de foto estándar, yo en pose inquitante, Dani con cara extraña y Guillermo conduciendo.

La Salida

Granada-Valladolid es un alpargatazo interesante, unas 7 horas de coche sin parar. Pero paramos, claro. ¡Vaya Road Movie si no!

Como para ir a una Castilla teniamos que pasar por la otra, decidimos parar a comer en una venta típica, cerca de Puerto Lápice: el Aprisco.

Una vez cruzado el primer umbral comenzamos a tomar consciencia de esa realidad que sucede en la España vaciada…

Ya en la provincia de nuestro destino nos desviamos de la autovía para tomar una carretera nacional, que a su vez nos llevó a parar en uno de esos pueblos perdidos a tomar un café, buscando…

Buscando a nadie.

No había ni un coche en la calle.

Google Maps nos dirigía a un sitio que en una conversación posterior con un lugareño –que en realidad era de Badajoz, pero que resulta deque se había llevado a una del pueblo en su día, y tienen casa, y vuelven buenoquemelío- que entendí que había cerrado un año atrás, y nos quedó esto:

Disfrutamos, sin duda…

La Iniciación

Cada viaje lleva intrínseca una transformación donde aparecen las diferentes hazañas, pruebas a las que el camino te somete para aprender a fracasar.

Solo de esta primera parte se podría escribir un libro: personas que te reciben, pequeñas y grandes experiencias, lugares que se conocen… Pero esto es un humilde post de un blog zombie, no me exijan demasiado.

Resumiré mucho, entonces: nuestra primera noche en Valladolid fue una mezcla de After Party, con día del turismo en comunidad, y exaltación del conocimiento de lo local.

Yo tuve un sueño esa noche…

A la mañana siguiente, por azares del destino, seguiamos vivos.

Y había que aprovechar para continuar la experiencia, aprender que en Pucela hay muchas iglesias además de muchos bares.

Ojo, que no es poca cosa… El paseo que dimos antes del Contributor Day fue muy muy interior: los templos, independientemente del culto al que estén adscritos, son lugares de recogimiento que a mí me llegan muy profundo.

Silencio, olores, texturas y luces dan para pensar un rato.

Descubrimos una Valladolid que me atrevo a pensar que no todos conocen. Me pasa en Granada a veces, y la he pateado bastante, no crean…

Cuando se observa un nuevo lugar, a una nueva persona o una nueva cosa con ojos de niño inexperto suceden experiencias.

Mientras tanto, sucedieron cosas.

[Ángel, quizá hablaste algún rato con unas 50 o 70 personas, de 170 aquí deberías contar algo más, si sacas tiempo]

O no.

El Regreso

Cruzar el umbral del retorno conservando la sabiduría adquirida, incorporarla a la vida diaria. Y, luego, encontrar la manera de compartirla con el resto del mundo.

En resumen

Ah, la WordCamp en sí, las charlas y eso, ¡muy guay! Aprendí alguna cosa nueva, y alguna que ya sabía. Y conocí a gente.

Daniel Primo nos enseña que eso de WordPress está muy bien PERO. :D
Juan Regueras me dejó desbordó con su enorme capacidad de comunicación y autoridad consecuente el día 0. Si me tengo que quedar con algo de este viaje a Valladolid, es él, y su contacto.

Nota: Esta entrada está basada, parcialmente y como toda buena observadora habrá podido comprobar, en el monomito, el viaje del héroe. Ni estoy tan loco, ni soy tan listo.

Le habló un arkángel persiguiendo a los héroes pucelanos.

3 respuestas a «WordCamp Valladolid2020-RoadMovieVersion»

Y que os he leído ahora… Si es que creo que ni leo el mail al que llegan las notificaciones de esto. Gracias. Gracias por ser como sois, ¡aprendo mucho de vosotros! Y gracias por pararos unos segundicos a comentar por aquí, y aguantar mí rollo :D

@

¡ Comenta !