febrero 2006

Razones

Reinamora lanza un meme, y aunque uno no es muy aficionado a estas cosas, éste en cuestión me gusta. Es interesante.

1,2 ó 3 razones por las que tienes/tendrías una bitácora.

Obras son amores, y no buenas razones… Ahí van mis respuestas:

Porque internet es blog, o debería haberlo sido siempre. Y me gusta internet.
¿Por qué enviar un mail a 3 amigos sobre una cosa que te ha llamado la atención cuando puedes publciarla en tu bitácora y mandarles el enlace? ¿Para qué les va a dar la brasa acorrandolos en la esquina de un bar si puedes dejarles la libertad de leer o no tus paranoias? Y por otra parte, pero no menos importante, si tipos “de los que saben” pueden soltar sus diarreas mentales al aire, ¿por qué no lo voy a hacer yo? ¿Es que mis diarreas lo son menos? Voz, tengo una voz, aunque sea pequeñita y no sepa cantar con ella. Pero tengo.

Para tener un sitio donde desahogarme
Hay cosas que a veces cuesta hablar, pero que se expresan perfectamente por escrito. Cosas que me digo a mi mismo (que muchas veces no me escucho, pero sí me leo) y cosas que les digo a los demás. Es cierto que tengo un poco abandonada esta parte, pero fue la única y auténtica razón por la que empecé a decir chorradas en este sitio. En otros las decía ya antes, pero estamos en loq ue es un blog.

Para la tercera hago mía la de Reinamora, que nos ha encantado:

Porque ya soy mayor y puedo conducirlo.
¿Debe haber otro motivo? Pues cojan alguno de los de arriba, pero el de verdad es éste.

Este meme sí que lo voy a pasar, me interesa conocer opiniones sobre esto. De modo que lo siento, pero Netdancer (este para que al menos uno lo siga ;-) ), W (no se siquiera si lo conserva), Rubia (a ver si así escribe algo) y Xanatos (a ver si sigue vivo), a retratarse (si me hacen el favor).

Le habló un arkángel razonando poco.

LibroDeBlogs

Pues nos lo han presentado, como avisabamos. Julio Alonso y Orihuela (acompañados por Eduardo Arcos) han hablado de sobre blogs, periodistas, gente y empresas según entienden ellos y reflejan en el libro del que son co-autores (entre otros).

Y a mi me da cada vez más la impresión de que no hay blogosfera. O más bien que existen muchas micro-blogocosas, una de ellas que sí intenta de algún modo competir con los periodistas (siendolo muchos de ellos), otra que lo hace de hecho sin intentarlo, y otras muchas a las que los periodistas se la traen al pairo, que publican para ellos y su gato, y está muy bien todo.

Personalmente, como le comentaba a Luis Rull en las cervezas de después, no termino de verle el futuro a los blogs corporativos, pero claro, mi visión de todo esto es muy limitada. O sea, puedo ver un blog corporativo en una multinacional, o en una empresa de nanomedios como Weblogs SL, pero… ¿Son eso blogs? ¿Donde termina el tablón de anuncios movido por un CMS creado para construir bitácoras y donde empieza la filosofía blog? Esa es la pregunta que nunca se responderá (y que probablemente, por otra parte, no haga falta responder).

Para mi la verdadera revolución de toda esta película va más por esos blogs autobiográficos que Jose Luis Orihuela considera un poco “de segunda” que por esos blogs serios que compiten con los medios tradicionales. Porque dentro de un tiempo estos weblogs importantes y temáticos serán también “medios tradicionales”, controlados (con la mejor de las intenciones en el mejor de los casos) por el interés de la empresa que tienen detrás. El blog como tal lo entiendo es unipersonal, con colaboraciones con otros, sí, pero siendo uno el único responsable de establecer o no una relación directa con sus lectores.

Evidentemente hay blogs autobiográficos de distintas calidades. Probablemente en los que uno hable solo de su gato (o su chinchilla, para el caso) efectivamente aporten menos a menos gente, pero existen un montón de bitácoras poco pretenciosas que una vez publican una historia interesante: esa es la verdadera fuerza del blog como concepto universalizado, esa es la capacidad para cubrir eventos desde otro punto de vista, de obtener opiniones plurales de verdad. No lo es para mí cuando una empresa organiza a un grupo de gente para escribir sobre un tema. Eso está muy bien en algunos casos (y yo leo algunos), pero no sabría yo si llamarlos “blog” u otra cosa.

Seguro que me equivoco, esta gente sabe mucho más que yo del tema, pero eso es lo que hay (mientras no me contraten para escribir en algún blog temático, claro ;-) )

Me acabo de dar cuenta de que casi no he hablado de la presentación del libro, para desbarrrar sobre lo que supongo que querría haber dicho en la mesa redonda. Pero uno tiene capacidades limitadas, de modo que si quieren un articulillo sobre la presentación, vayan a Ideal Digital, por ejemplo.

Le habló un arkángel no del todo convencido.

SinControl

Cuando empecé a escribir minianotaciones en esta categoría lo hice con la idea de no hacer “crítica”, simplemente dejar constancia en alguna parte de las pelis que voy viendo, con una pequeña valoración y alguna pista que puede servir tanto para recordarlas yo en el futuro (tengo una pésima memoria para estas cosas) como para, quizá, dar otro punto de vista a algún lector muy despistado.

Aclaro esto porque me han dado ganas de escribir una crítica de Sin Control, a la que me voy a resistir porqee hay blogs y webs que se dedican a esto, con mucho mejor criterio y entusiasmo.

Mi crítica hubiera sido positiva, porque la peli me ha causado sensaciones, con una primera mitad de thriller -¿se llama así?- que te llega a angustiar (con sus fallos), para dar un giro argumental razonable (aunque previsible para el cinéfilo, probablemente, no lo ha sido para mí).

Si me descuido al final me enrrollo, y no quiero. De modo que solo te diré que (si cortaran lo últimos 5 minutos, como pasa en muchas pelis americanas) no deja mal sabor de boca, y puedes comentarla al salir del cine. Eso es bueno.

Para verla si no hay otra que te coincida en horario, como ha sido nuestro caso.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.