Categorías
Mijitillas de realidad Mis Paranoias

Flequillamen

Anda que no visten ni ná esos flequillos que me llevan las nenis de hoy en día. Sobre todo las de derecho buena familia.

Con esa caida ascendente-descendente revirada a la izquierda (creo que es la izquierda, porque lo que queda en la cabeza es la derecha), y ese movimiento ondulatorio-cabecero para posicionarlo en su lugar de origen… Monisisísimas. ¿Y ellos? También los llevan; algo más cortos eso sí, pero saben que el movimiento de cabeceo ese queda poco “masculino”. Así que soplan. Hacia el flequillo, concretamente. Que nadie interprete que soplan cualquier otra cosa, como una gaita, por poner.

Incómodos también deben ser con cojones, eso sí. Pero el estilo manda. Por cierto, que el otro día vi las pulsericas de bandera-de-españa en el mercaillo, a un precio mucho más asequible. Seguro que ya han pasado de moda…

Le habló un arkángel sin flequillo.

6 respuestas a «Flequillamen»

Estoy convencido de que para ir a la moda hay que ir a un peluquero guay o que te pele tu hermana.
Todav?a recuerdo esa ?poca en la que cre?a que a la gente le crec?a el pelo de una manera u otra, o que las chicas lo ten?an rubio por naturaleza. Hasta que un d?a en la peluquer?a de mi pueblo vino un “chavea” con una foto de Donovan de V y dijo: “quiero que me peles como este”. El peluquero ( con 60 a?os ) mir? la foto y le dijo: ” Se har? lo que se pueda”. Y lo pel? sobre chispa m?s o menos como al resto de nosotros.
A mi tambi?n me hacen gracia todos estos ni?os con esos pelos hacia delante, que no tienen que ser muy buenos para las espillas por cierto. En mi bloque hay varios y lo peor es que cada vez se los dejan mas largos y remetidos. En fin, esto es el conflicto generacional…. es eso.

Los comentarios están cerrados.