abril 2007

Apatia

Si alguna vez fui ocurrente, no es el caso en estos meses.

Se dice por ahí que cuando un bloguero escribe poco es que tiene muchas cosas que contar. Bueno, pues yo no tengo nada de eso ahora.

Esta entrada, de hecho, es solo para mantener esto vivo y no caer en la trampa de “escribiré cuando tenga algo importante que decir”. Cuando entras en ese círculo, ya lo sabeis, cada vez cuesta más éscribir cuatro letras.

Dicho lo cualo, sigo con lo mío.

Le habló un arkángel deseandoles una feliz semana.

Botellitas

Reflexiones Intrascendentes del Ayer y Hoy presenta…

¿Por qué leches nos gusta más beber a morro en una botellita que en vaso?

Y no hablo del verano, con el agua fresquita y tal… Se han observado casos en pleno invierno de un indivíduo que se levanta medio zombie por la noche a beber agua, se dirige al frigorífico, se recala hasta el último empaste y vacía la botella para llenarla de agua del grifo a temperatura aceptable, en lugar de coger un vaso.

Tendrá algo de freudiano el invento, supongo, pero a mi la cosa del psicoanálisis no se me da bien. Lo que se ha podido constatar, eso sí, es que el tamaño sí que importa, siendo la candidata perfecta a ser rellenada de agua la botella de litro de Nestea. Pruebenlo si no…

Hay más sobre botellas de agua fresquita en este enlace que acabo de reencontrar por casualidad buscando una duda que tenía.

Luego está el auténtico litro-de-cerveza frente al vaso de tubo, casi a la jarra, donde Cervezas Alhambra pegó un golpe de mano con su gran diseño totalmente ergonómico (para ser un litro). Incluso con superficie antideslizante.

Podría continuar con el desvarío mental, pero mis cinco minutos del cigarro han terminado hace dos, y tengo que seguir al lío. Si les apetece perder el tiempo, ahí están los comentarios.

Le habló un arkángel embotellado.

ArteModerno

Seguro que todos se acuerdan de aquel capítulo de Los Simpsons en el que Homer intentando construir una barbacoa se convierte en artista contemporáneo.

Esto es algo que está en el inconsciente colectivo: el arte moderno no es tanto arte como nombre, y hasta un niño podría hacerlo.

Como muestra este video de El Buscador, vía Diario Hacker.

Sin embargo, no estoy de acuerdo. Sin tener ni puñetera idea de pintura veo cuadros que me transmiten cosas, y que no todo el mundo puede hacer. Eso tiene que ser por algo… Si bien es cierto que alrededor del arte se ha montado un negocio especulativo tal que un cuadro con cierto nombre hoy en día no es más que un cheque al portador, siguiendo exactamente la misma filososofía del dinero (algo a lo que todos le reconocemos un valor, pactado y vigilado por terceros), hay cosas que transmiten cosas, independientemente de su valor.

Somos borregos, como los que salen en el video maravillados por ese cuadro que han pintado unos niños y se coló en Arco de estrangis; pues sí, queremos aparentar saber, somos los cortesanos del emperador aquel que tenía un traje invisible y si al de al lado le gusta algo, a nosotros también. Vayamos a que nos tomen por gilipollas, ¡faltaría más!

Pero por debajo de esa capa de estulticia insegura que en algunos es como un barniz y en otros como una coraza (cada uno que se meta donde quiera) están esas cosas que transmiten cosas. Yo sí creo en el arte moderno. En el que me gusta, claro.

Le habló un arkángel ignorante.

NoNosPegamos

Tengo yo un amiguete de esos que son líderes natos. De esos que no van en plan macho alfa, meandose por las esquinas; a este lo buscan, la gente acepta su autoridad de una forma natural. Es resolutivo, las cosas se hacen porque él lo ha dicho. Sin decirlo, muchas veces.

El otro día estaba con él y con todos los que lo rodean tomandome algo en un bar cuando empezó una pelea absurda, una de esas peleas-de-bar. Estereotípica totalmente: tú, que te vayas, no si no me echas, como que no te echo pero ahora mismo,… Ya saben. La cosa estaba empezando a resolverse de forma natural cuando entró en acción, supuestamente a mediar, uno de esos que si pretenden hacerse su hueco en la manada a base de hostias, y el tema comenzó a ponerse algo feo.

Salió un montón de gente a la calle, mi amigo desapareció un momento con el otro (con el macho, ése), y poco a poco todo se fue calmando. Cuando lo vi de nuevo le pregunté: ¿qué leches le has dicho para que se calme?

Fue tan contundente como solo el que sabe hacerlo de forma espontánea sabe, incluso con un número indeterminado de copas en el cuerpo… Lo he cogido a solas y le he dicho que nosotros no somos de esos que se pegan. Aquí nadie se pega, solo se habla. Discutimos mucho, bebemos mucho, gritamos. Pero las cosas se arreglan sin pegarse.

Joder, es que es tan fácil de entender… A veces solo hace falta que alguien con cierta autoridad moral lo diga para que se de cuenta hasta el que hace su vida de ello.

Por cierto, negaré que hablaba de él en esta entrada. Vaya a que se lo crea y cambie.

Le habló un arkángel que tampoco se pega con nadie.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.