septiembre 2006

ProbandoCamara

La Panasonic Lumix DMC-FZ50 (no nos engañemos, es para las búsquedas) me llegó, tal y como se esperaba. Desde Hong Kong me la trajo el chinito muy puntual y sin más problemas, ebay hasta ahora no me ha dado ningún disgusto (afortunadamente).

Ha llegado que ni pintada para hacer unas pruebas con el I Fotomandao (un concursillo que nos ha organizado Antonio Casas en el grupo Granada de Flickr a todo el que quiera participar), y esta mañana nos hemos ido a echar el rato, y las fotos.

Acordeón

La cámara es una maravilla, aunque hay que tener cuidado con el modo Auto, que te mete una de las funcionalidades que no entiendo aún de esta Lumix: el modo iISO, algo que se supone que va a hacer de ti el mejor fotógrafo del mundo, porque se encarga de compensar con ISO la apertura y tiempos, con nosecuantos filtros megachiripitiflauticos de por medio que (dicen) hacen que las afotos salgan geniales. Y no. Lo que sale es mogollón de ruido, que es algo que ya había leido de está cámara.

Aún no he hecho las pruebas suficientes, pero me da a mi que no se puede debe uno pasar de 100 ISO, 200 a lo sumo (y el modo este auto se irá por peteneras), porque te sale un grano más que muy respetable. Eso sí, cuando disparas en un modo tan automático también como puede ser el “P”, cuidando esos detalles, le pillas con ese zoom hasta los pelillos de la nariz al que haga falta.

De noche las cuatro fotos que he hecho han tenido que ser con flash (algo que con mi anterior cámara no haría ni borracho -claro, que estaba borracho anoche-), pero esto también me ha sorprendido: siendo normalmente un gran enemigo del flash, esta cámara no “quema” las fotos, ni las aplana tanto… Supongo que calculará bien cuanta luz le va a hacer falta realmente para el momento, y no se cuela.

En cuanto al tamaño físico que ocupa el aparato, algo que me preocupaba bastante (suelo llevar la cámara siempre encima), pues bueno, está en el límite de lo cargable con un bolso grande (a los que estoy acostumbrandome). No pesa como una reflex, afortunadamente, pero abulta casi tanto como una de ellas. Aún no se si podré usarla para cámara “de diario”, o tendré que pasarme en ocasiones a la del móvil (que da su megapixel, y tampoco salen malas).

Ya contaré más (y sobre todo, haré mas fotos) cuando vaya comprendiendo mejor el trasto. Mientras tanto, pueden seguir haciendo cualquier cosa más interesante. Gracias.

Le habló un arkángel contento como un niño con cámara nueva.

Tarjetitas

¿Eres de los que nunca han sacado una copia en papel de una foto, y además tienes cuenta “Pro” de Flickr? Pues Moo te regala 10 tarjetitas con las fotos que quieras impresas, gastos de envío incluidos.

Ideales para regalar a los amigos y la familia, y con un formato complicado (son alargadas) que harán ver de otra forma algunas de tus fotos. Yo acabo de pedir las mías, a ver que tal.

(visto en pjorge)

Pingüinos

PingüinoEsta tarde he sido consciente de que los pingüinos son unos bichos que están seriamente puteados.

Joder, imaginen la escena: yo sentado en mi sillón (casi orejero y todo) después de comer, dispuesto a verme dormirme mi documental de La 2, como es de rigor en estas fechas, y empiezan a salir pingüinos. Pingüinos andando, montones de ellos. Y seguro que ustedes tienen muy presente como anda un pingüino.

Pues no conentos con eso van las criaturas y se dedican ¡a saltar acantilados! Al más puro estilo Lemming. Y al caer al agua al pobre que medio se escoñaba lo estaban esperando otros bichos con plumas, que parecen como pelícanos pardos pero en feo, para picotearlo.

Y mira que ya es feo un pelícano (que no sea de dibujos animados).

Luego están las focas, que también comen pingüinos. Menos mal que no se los comen cuando andan (claro, que ellas también andan lo suyo). Está el pingüino tan tranquilo nadando y cazando, disfrutando de poder volar (que es para lo que son los pájaros) aunque sea debajo de agua, y cuando más contento está, ¡pos toma foca! Y anda que hay pocas… que si foca lobo, que si foca leopardo.. joder con las foquitas, con lo simpáticas que parecen…

En definitiva, lo dicho, los pingüinos son bichos bastante puteados. Y yo he empezado con la jornada partida en el trabajo.

Otro día hablaremos del kiwi…

Le habló un arkángel solidarizándose con la población mundial de aves no voladoras (menos los emús y avestruzes, creo).

Tiempo(Franc-Tireur)

Vivimos tiempos de prisas y estrés… Quizá tendriamos que pararnos más a menudo a, simplemente, ver pasar el tiempo. Franc-Tireur, al que conocía por sus grandes fotos, lo hace en este magnífico corto con estupenda banda sonora.

Son seis minutos y medio de tu tiempo, entiendo que no tengas tanto para gastar en, simplemente, quedarte sentado mirando la Granada cotidiana. Pero dos de ellos sí, al menos dedícaselos a la presentación. Y luego, si eres capaz, lo quitas.

(visto en Antonio Casas)

Caprichos

Vaya, soy un desastre…

Anteayer le comentaba a la rubia que me estaba tentando la idea de cambiar de cámara, pero que no quería ni mirar precios para no lanzarme, y ayer mismo hice el pedido por ebay.

Venga, me voy a intentar autojustificar (en lo bien que se adapta a mi la nueva cámara, que no en los impulsos que me dan, ahí no tengo salida).

Buscaba una cámara con un ccd de más resolución: yo siempre he dicho que para publicar en la web no necesitaba más de 3 Mpx (y sobraban). Pero a veces quería quedarme con un trocito de la imagen, aquello que salió de casualidad, y esos 3 se quedaban cortos…

Quería, esto sí que lo quería, poder enfocar con la mano, no con el dedo. Las compactas, incluso ya de cierta categoría, suelen dejarte hacer enfoques manuales, pero al final terminas prescindiendo de ellos porque son imposibles. No es cómodo, y además no ves una leche. Para enfocar una cámara en manual hace falta un anillo en el objetivo, ¡leches!

¡Un montón de zoom! Mi cámara actual, la Canon Powershot S1 (por cierto, quizás la venda, oigo ofertas), ya tiene un zoom mas que respetable, un 10x. Quería al menos mantener eso, y a ser posible superarlo. Y cuando se juega con un montón de píxeles en combinación con un buen objetivo hay posibilidades curiosas a bajas resoluciones… Esto me lo reservo hasta probarla.

No quiero una reflex. Porque el tamaño importa (aunque al final si buscas compactas con buenos objetivos te acercas bastante), pero sobre todo porque no entiendo casi nada de fotografía, ¡y además no quiero gastarme otros 500 eypos en un objetivo decente! Quería una todo-en-uno: algo que me permita hacer macros y zooms con el mismo objetivo. Algo polivalente.

Total, que espero no haberme equivocado después de haber leido un poquito por ahí, pero me he comprado una Panasonic (je, sí, a mi también me resulta rara esta marca en cámaras) Lumix DMC FZ 50. Veremos a ver que tal (cuando llegue). El objetivo Leica parece dar ciertas garantías, y tecnológicamente está bastante avanzada (he renunciado a mis principiso, y es un modelo recién salido): estabilizador de imagen de la leche, una jugadilla con el zoom que lo amplía incluso más (supongo que ganando ruido, claro), anillo para enfocar y para el zoom,…

¿El precio? 543, gastos de envío incluidos, con una tarjeta de 2 GB y batería adicional (ains, batería, un problema que le veo).

Le habló un arkángel manirroto que tendrá que aprender a hacer buenas fotos para amortizar ;-)

RecuerdosEncadenados

Algunas hojas de antiguos suplementos dominicales para niños se depositaban en el suelo desordenadamente mientras los apartaba. Estaba buscando algo, una antigua cámara, él se decía que solo quería saber qué modelo era.

Una Yashica Minister que nunca usó, pero que fue usada contra él cientos de veces… Se paró un momento a pensar donde estarían aquellas fotos, y siguió revolviendo cajones, con la esperanza de encontrar alguna.

Fue un contestador automático lo que encontró, de aquellos con dos cassettes. También estaba, para su sorpresa, el alimentador de corriente. Lo conectó no sin cierto miedo, porque sabía lo importante que era para él aquello, lo que significaría pulsar sin querer el botón de “Rec” y perder los últimos instantes de una voz que hacía ya años (¿doce eran ya?) que no escuchaba.

Finalmente una voz se oyó. Pero no era la que el esperaba, sino la de la que, por aquel tiempo, era su compañera.

Hola, ahora no estamos en casa, pero deja tu mensaje y te llamaremos en cuando podamos.

Se dio cuenta de lo poco que conocía a aquella mujer. No la conocía nada, de hecho, pero lo peor de todo es que daba igual. Hacía tantos años ya…

Recordó, mientras escribía unas líneas en un absurdo diario que mantenía, un diario que probablemente nadie encontraría dentro de diez años, como él acababa de encontrar aquello, la única vez que la llamó por teléfono. Cuando le tuvo que contar lo del accidente, porque se sentía responsable de hacerlo. Quizá debería pararse a pensar más en aquellas cosas. O quizá debería olvidarlo todo.

La otra cinta guardaba los mensajes. La misma voz que había grabado el mensaje saliente decía que era ella, que esperaba que la llamara.

Lo guardó todo, y volvió a apilar las revistas tapando los cajones.

Le habló un arkángel por un instante melancólico.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.