agosto 2006

Miedo

una pareja que escalaba, y vaya como lo hacíanCuando el miedo te domina es como si llevaras una mochila con 50 kilos a la espalda. Casi literalmente.

Por ejemplo, hoy mismo he estado escalando un poquillo a lo cabra loca por ahí, y he intentado abrir yo la primera vía.

Para los que no lo sepan, abrir una vía consiste en empezar a trepar sin que haya una cuerda arriba, colocando cintas en las chapas que vas encontrando, y estando asegurado a partir de ese punto solamente. Si la cagas abriendo vía no te vas a despanzurrar contra el suelo (salvo en el caso de que no hayas llegado a chapar la primera vez), pero puedes meter una leche bastante considerable contra la pared, por la manía que tienen las cosas de caer hacia abajo en lugar de hacia arriba.

Si cayeran hacia arriba, ahora que lo pienso, tampoco sería mucho mejor.

Hacía mucho tiempo que no me ponía en plan salamanquesa, y me he acojonado. De hecho ni siquiera he conseguido completar la vía, me han tenido que bajar a pocos metros de la reunión porque me he bloqueado totalmente.

Al cabo de un rato, después de que subieran otros dos, he probado de segundas (ya montada la reunión, y asegurado por tanto en todo momento). La diferencia es abismal.

Son las mismas piernas y los mismos brazos, más cansados incluso, si me apuras. Pero he subido tan rápido que ni yo mismo me lo creia.

Tener confianza en uno mismo, o en el que tienes al lado asegurandote si no te ves capaz, se ve que es fundamental en todo esto.

Ahora que lo pienso, no pasa solo esto en la escalada.

Supongo que a los buzos esos antiguos con escafandra les sucedería algo parecido.

Le habló un arkángel contento de haber podido subir, aunque fuera de segundas.

TemillasParisinos

A mi me gusta el vinoNo os voy a hablar de la Torre Eiffel (ni del frío que pasamos allí arriba en pleno agosto), ni del Arco del Triunfo (al que yo confundí con el pequeñito), ni de la plaza de la Concordia, ni de Bastilla, ni del Louvre… Vaya, no os voy a hablar de lo que yo, ignorante total de París, ya conocía porque se conoce a la fuerza.

No porque no sean bonitos, que solo por el hecho de haber oido tanto de ellos hace ilusión verlos, sino porque poco podría aportar yo. Hablaré un poquito solo de lo que más me sorprendió por algún motivo.


Las Catacumbas

Impactante. No es imaginable hasta que estas allí abajo. Bueno sí, claro, ves las fotos… Pero estar rodeado de millones de fémures y cráneos humanos (que ya eran viejos cuando los llevaron allí hace más de 200 años, eso sí), de algún modo te conmueve.

Espeluznante

Las catacumbas de París eran unas minas de piedra, que una vez abandonadas, se reutilizaron para servir de osario, y hacer limpia así de algunos cementerios de la ciudad. Con el tiempo las catacumbas se usaron para más cosas… Claro, unos túneles a 20 metros bajo tierra son muy atractivos, por ejemplo como refugio para La Résistance. O para hacer botellones y relacionados. Porque la visita oficial solo te deja ver algo maś de un kilómetro de los 300 de túneles que hay siguiendo el trazado de las calles de París.

El Museo Erótico

TrenecitoNo es que sea espectacular, de hecho solo dos de los cuatro pisos son realmente curioso. Pero es una visita muy entretenida que te puedes perder si no lo has oido.

Está cerquita del Moulin Rouge, en una calle llena de sexshops, como no podía ser de otra forma, y está lleno de penes. Por todas partes.

Lo bueno es que casi todas las esculturas son mogollón de antiguas, y podrás decirle a tus papás que has estado viendo un museo de arte indú, en lugar de que está lleno de guarrerías (y es que antes de que hubiera el interné las personicas también hacian estas cosas).

Los bares

Lista de preciosDe restaurantes no se, porque íbamos tiradillos, y salvo uno japonés en el Quartier Latin (por cierto, muy barata esta zona para comer de japonés, y bien), pues los pisamos poco.

Pero de bares tenemos un poquillo que enseñarles a los parisinos ;-) Fundamentalmente, que cobrar un euro más por tomarte la cerveza sentado en una mesa es poco menos que robar… En fin, cada pais con su costumbre.

Lo que sí están muy bien son los chiringuitos que se montan allí los chinos (o parecidos) en casi todas las calles. Tratorías chinas, o algo así le llaman. Comida para llevar (o incluso en algunos sitios para comer allí mismo) a preciso más que razonables.

El Disneyland!

Vale, este sí que es conocido, pero yo pensaba que no me iba a gustar, me sorprendió, y creo que es justo reconocerlo. Supongo que ellos saben lo que hacen, al fin y al cabo los demás solo los imitan, ¿no?

Las Space Mountain mola un montón, la mejor montaña rusa en la que me he subido. Con la cosa de ir a oscuras y el looping que hace, en un momento no sabes si estás parriba o pabajo. Lo dicho, que mola.

Pero incluso las atracciones ñoñas, tienen su cosa, como esas de Pinocho o Blancanieves,q ue te montan en una especie de tren de la bruja, y te van contando el cuanto. Está todo tan bien terminado que merece la pena verlo.

Y me aclaré por fin con lo de los fast-pass, que estaba liado: tu vas a la atracción que quieras (todas en als que se forman colas grandes lo admiten), pasas tu entrada y te sale un fastpass de estos con un rango de hora (media hora, más concretamente). Entocnes llegas a esa hora, te saltas la cola (casi literlamente, porque te cuelas al principio por otra cola pequeña) y le haces burla a todos los que están haciendo eses en fila de a dos esperando dede hace 30 minutos. Bien usados te reducen las esperas un montón.

Ya está. Suficiente del viajecito, ¿no? Otro día me pondré a buscar por qué allí no tienen fanta de limón (sí de naranja), o si es que los de Orangina invirtieron trillones en publicidad. Hale, condiós.

Le habló un arkángel sobre tres o cuatro tonteriícas.

IdiomasExtraños

Orgasmo InstantáneoViajar a un sitio en el que hablan un idioma del que no tienes ni puñetera idea es jodido. Porque, ¿no es cierto que un sordo siempre piensa que hablan mal de él? Vale, que no siempre, pero si dos personas te miran, hablan, y se ríen, joder, ¡que mala leche te entra!

En realidad no es para tanto. Lo peor es sentirte mudo de repente, intentar chapurrear algo y que en el momento no te salga más que un «errrr». Es una sensación de verdad agobiante.

La mejor ayuda en estos casos es el dedo.

Antes de salir del hotel tu te preparas muy bien aquello tan concreto que tienes que decir, incluso lo apuntas en tu libretica: «Je voudrais un pommade pour l’inflammation». Te diriges a la farmacia (por ejemplo) y miras muy seriamente a la boticaria, repitiendote por dentro «ye vudré an pomad, ye vudré an pomad, pur la inflamasión…». Entonces abres la boca y dices, bajito, «errrr, ummmm, ye vudré, errr…». Y usas el dedo. Señalas el pié, pones cara de dolor, y la señora te da una cremica. Et Voilá.

Y es que a mi de francés me enseñaron nada más que lo del petit suisse.

Le habló un arkángel preocupado por su francés.

VacacionesParisinas

Alto en el caminoUf… Menos mal que me fui de viaje al principio de las vacaciones, porque la tontería que tengo encima sumada a la depresión de la reincorporación al curro debe ser la leche. Y es que diez días pateando París dan para cansarse mucho.

Durante el viaje fui anotando cosas en la moleskine (que me regaló la rubia en Graná, paradójicamente), así que supongo que algo podré rescatar.

Por cierto, ahora que ya tengo moleskine puedo constatar que si escribes en una libretilla que se cierra con una goma suceden cosas a tu alrededor. Si intentas hacer algún dibujo, ya es la leche: la gente te mira raro, intentan buscar algo interesante en lo que estás mirando… Creo que a partir de ahora llevaré también una petaca con absenta, unas gafas de pasta, pipa,… y me pondré a dar el coñazo en los bares.

Practicaré por aquí mientras tanto.

Le habló un arkángel dispuesto a aburrir al personal.

PiratasDelCaribe2

Piratas del Caribe 2: El Cofre del Hombre MuertoSiete hombres sobre el cofre del muerto… y una botella ron. El Cofre del Hombre Muerto, la segunda parte (mejor dicho, primera mitad de la segunda parte) de Piratas del Caribe…

Ejem. Revisando entradas anteriores en esta misma categoría me doy cuenta de que suelo ser bastante… «benevolente», digamos, con las pelis que me anoto por aquí. Bien,… ¡Jack Sparrow es el puto amo!

El puñetero antihéroe más heroico del mundo trae en esta entrega pinceladas que huelen a Monkey Island, peleas aberrantes con espíritu de islas de cabezas cortadas (aunque alguna algo pasada de rosca, eso sí), y una trama de fondo que.. ¿Trama? ¿Pero realmente hace falta un trama para que una peli de acción/aventura/humor cumpla su cometido? Bueno, si eres de esos, creo que algo de trama hay, pero no vas a encontrar nada de eso por aquí. Visualmente impactante, rápida (salvo la penúltima pelea, o la última), te ríes… ¿Quién da más para una peli de verano?

Por cierto, hay efecto mono en esta también. Solo que quizá no merezca la pena esperar taaaaanto para un par de fotogramas. Pero lo hay.

¡Quiero ser un pirata!

FotosParisinas

¡Todos lo estaban esperando! Fotos, fotos, fotos del viaje a París del ególatra del arkángel.

Un montón de ellas en Flickr. Cojan las palomitas, y hagan click con la boca al pasar cada diapositiva. Como si estuvieran en su casa.

Las letras por aquí, para cuando la vuelta a la normalidad sea un hecho (que llevo dos días que no estoy).

Le habló un arkángel de vuelta.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.