DeGloriaFuertes

Recibo varios mails a la semana procedentes de una u otra forma de mi sitio web personal, mi pequeña aportación a Internet (y a mi ego) antes de escribir este blog. Normalmente estos mails vienen de una sección que dediqué a preguntas y respuestas sobre este mundillo de los ordenadores, fundamentalmente sobre redes y esas cosas. Por ahí animaba a la gente en su momento a que me preguntaran las dudas que no pudieran resolver, pro si les podía echar una mano…

El lector atento se habrá percatado ya a estas alturas del post que esto no tiene nada que ver con Gloria Fuertes, que da título a este trocillo de texto. Y será porque no habrá entrado en mi güeb al principio, o bien tendrá algún bloqueador de popups instalado (puede incluso que como yo, la barra de google). El caso es que un mal día (por las circunstancias sociopolíticas que me llevaron a ello) decidí que poner una ventanita que se abriera al entrar en mi web, con esta poesía de Gloria Fuertes:

Hay que decir lo que hay que decir
pronto,
de pronto,
visceral del tronco.
Con las menos palabras posibles,
que sean posibles los imposibles.
Hay que hablar poco
y decir mucho.
Hay que hacer mucho
y que nos parezca poco.
Arrancar el gatillo de las armas, por ejemplo.

Y todo este rollo (algo que me caracteriza bastante, según observo, liarme demasiado antes de entrar en el tema concreto, al igual que escribir entre paréntesis frases completas, algo totalmente contrario al buen gusto, entre otras cosas) viene a que hoy he recibido otro mail, supongo que también viene de mi web. Más que suponer, creo recordar que la persona que me lo manda, a la que no conozco de nada si no me falla la memoría, inicialmente me preguntó alguna duda sobre algo, por la sección de mi página que comento más arriba. El Abuelo Cascarrabias, que es quien me ha mandado el mail, debe haberse dado un paseo por mi güeb personal en algún momento, y se debe haber acordado de mí al leer el poema de Gloria… O no, que ya no se que leches me ha pasado por la cabeza al leer un correo de alguien que no sabía quien era, pero que me sonaba mucho su nombre, y la web del dominio de la dirección del remitente… En ocasiones se me va la cabeza a otras cosas, mil perdones por mi despiste, Abuelo. Acepta mis disculpas, y gracias por la poesía. Como ves, me ha gustado.

Bueno, no me extiendo más, el caso es que alguien «anónimo» el Abuelo Cascarrabias me ha mandado este poema de Gloria Fuertes, y como me ha gustado, lo comparto contigo. Casualmente acababa de comentarle a mi vecina de blog Hada algo bastante relacionado con esto… Casualidades. O no, porque según el vecino NetDancer existe una Teoría de la Sincronicidad, que explicaría esto… Yo, sinceramente, no le hago mucho caso, teniendo en cuenta que me descubrió por una conversación mia con Google ;-)

Sí que me enrollo, sí. Ahí va la poesía detonadora de estos pensamientos:

Nunca pasa nada si todo pasa:
El tiempo pasa.
El amor pasa.
La uva pasa.
La ciruela pasa.

Todo es una pasada,
piensa el estudiante mientras repasa,
incluso el saber es-pasa.

Ya nos lo dijo el poeta al pasar:
que todo pasa y todo queda,
que pasa la vida pasa callada,
y que hasta pasarán más de mil años.
Muchos más.

Pero, si al final siempre pasa lo que pasa,
(y al pasar ya somos pasado)
¿por qué pasarnos la vida preguntando
qué es lo que pasa?

Algunos pensábamos hace un tiempo que la señora Fuertes solo escribía cosas como aquél el gato maulla, y la araña pica, porque es muy capulla (que por cierto, no es suyo, sino de Martes y Trece parodiándola, me parece recordar). Y sin embargo escribía cosas más profundas. Bastante más.

Le habló un arkángel que descubrió a Gloria Fuertes (solo un poco) después de que muriera.

Nota: Le he copiado al Psico esto de subrayar con discontínuo algunas palabras para ponerles un title y explicar algo más sobre ellas. Sé que el Psico va a decir que esto no es idea suya, que él lo copió de alguien… Vale, pues yo lo he copiado de él. Y sé que ahora mismo estos subrayados destacan más que los enlaces, algo que no va muy bien para la navegabilidad. Pero como voy a cambiar un poco todo esto, ya veré lo que apaño.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.