Categorías
Mijitillas de realidad

SegunConvenio

Estaba leyendo una entrada en furilo.com (ya de paso, Álvaro es un tío que siempre me ha parecido que tiene la cabeza muy bien amueblada) acerca de los sueldos en las empresas, y quería comentarlo por aquí.

Yo soy un trabajador “de la privada”, que es precismanete donde creo que aplica más esto de las suspicacias entre compañeros. Que si tal cobra más pero curra menos, que si cual lo que sabe es hacerle la pelota al jefe… Enchufes aparte (que los habrá), al final yo siempre he tenido en la cabeza 3 variables, que coinciden casi exactamente con lo que plantea Fog Creek Professional Ladder:

  • Experiencia
    Los años que llevas trabajando en un determinado campo influyen mucho, más allá de tu habilidad (ese es otro punto). Hace poco me argumentaba un señor “que más sabe el diablo por viejo que por diablo”. Tener una potente base de datos interna es un gran punto a favor.
  • Alcance
    O responsabilidad. No es lo mismo ser el último de una escala de mando a ser responsable de varios departamentos. ¿Por qué? Porque duermes menos y peor, entre otras cosas.
  • Habilidad
    Para conseguir un mismo objetivo una persona tarda 3 horas y otra 1, y posiblemente de una forma más elegante. Debe valorarse esto, ¿no es cierto?

A estos parámetros habría que añadirle un cuarto, la dedicación (horas brutas), pero a mi parecer sólo en el caso de trabajos en los que esto influya realmete (verbigracia, dependientes de comercios, bomberos, y cosas así).

De alguna manera, todas las empresas en las que he trabajado tienen los argumentos anteriores en cuenta a la hora de pagarte, pero no son visibles. Quizá ni siquiera el empresario o el gerente lo tengan demasiado claro, pero los aplican. ¿No sería bueno puntuarlos en cada apartado de forma que todo el mundo supiera por qué cobra lo que cobra? La suma de puntuaciones podría corresponder a un salario, o un porcentaje sobre el acordado en convenio (0.9, 1, 1.1, 1.2,…), o qué se yo, esto ya son matices.

Por último, podrían entrar en juego los objetivos, campañas, o el nombre que más le guste a uno.

Evidentemente, todo esto provoca más trabajo en ese, llamemosle, gerente. Porque debería conocer muy bien a su gente y establecer mecanismos a su vez claros para puntuar al trabajador. Igual esos jefes a veces deberían ser menos comerciales (que es lo que son, en la práctica), y más gestores de sus recursos humanos.

Ya se, ya se… Al final “sueldo según valía” en la oferta de trabajo, y “sueldo según convenio” en el contrato. Pero no es mala idea.

Le habló un arkángel abordando problemas desde otros puntos de vista.

2 respuestas a «SegunConvenio»

Yo creo que esto es la ley de la oferta y la demanda … A veces dependemos de la suerte y si tu perfil es el que están buscando porque se necesita eso hace subir los salarios y a veces siendo el mismo, si el momento no es el adecuado … En fin que hasta en esto la suerte debe ser tu aliada …

Bueno, eso está claro, como ya decía Yogurt en Spaceballs: “Que la suerte te acompañe”.

Creo que no he conseguido transmitir bien la idea que quería; no me refiero a que estas variables afecten a que te contraten o no, sino a una vez que estás dentro de una empresa, a esos comentarios acerca de “¿y por qué ese cobra más que yo?”.

De todas formas, no deja de ser un entretenimiento utópico-recreativo de lunes por la mañana. Al final la realidad es mucho más simple :)

Los comentarios están cerrados.