Categorías
Descubrimientos Yo mismo

Facundo

Muy negroBuenaz tardez.

Mi nombre ez Facundo (ainz) y zoy, mayormente, un gato. Lo del nombre es una cabronada, ziertamente, pero ez el precio a pagar por mi reziente adopzión… Uy, laz ezez. Ejem, ejem. Ya: sí, sí, sí. Perfesto.

Les estaba contando,… Vale que la casa en la que estoy ahora no es como la cantante esa que adopta niños, pero desde que llegué aquí me está saliendo una barriga garbancera más que aceptable. Incluso (con el hambre que ha pasado yo, quien me lo iba a decir) me permito despreciar latas de esas de comida que parecen vomito de un perro que se hubiera comido el envoltorio de una hamburguesa de McDonalds. Lo que me gusta a mi son las croquetitas para cachorros de 5 euros el kilo, y eso es lo que como. No hay más que hablar.

Al Arkangel (le dicen ustedes Arkangel por aquí, ¿verdad?) como ven lo tengo dominado ya. Desde la primera noche, el domingo pasado, diría yo. Y es que la naturaleza es sabia, y nos da a los bichos abandonados ese irresistible aire de desamparados que derrite a estos capullos humanos. Y si uno es un gato espabilado, ya no les digo más.

Las chinchillas no son problema, son como ratones, pero aproximadamente el doble de gordas que yo (y por la parte del culo, un poco más). De momento me hago el asustado para que no me prohiban acercarme a ellas, e incluso el otro día cuando me las soltaron por el pasillo casi las ignoré. Entre nosotros: no sería capaz de acabar con estos bichos ahora mismo, seamos realistas. De modo que una planificación a medio plazo me parece más acertada. Ya veremos si llego a algún tipo de trato con el elemento que me pone la comida por las mañanas, todo es negociable.

La rubia, ¡je! A esa sí que me la camelé bien. Fue por ella, de hecho, que conseguí apropiarme de la casa… Y joder que si lo pase mal comiendome la mierda de chopped que me ponía al salir del trabajo, y venga a ronronear, y a poner cara de pena. Cago en la leche, si es que me acuerdo y me da un nosequé.

El caso es que aquí estoy. Si se me ocurre algo cualquier día volveré a entrar al ordenador del tipo este (¿saben lo fácil que es conseguir una contraseña cuando no se esperan esto de uno?). Mientras tanto, intenten controlar sus ganas de acariciar lomos de gato. Si pueden… ¡¡¡buahahaahahhaahaha!!!

Le habló un arkángel interpretando miradas.

20 respuestas a «Facundo»

Qu? bonitoooooooooooo… te lo cambio por el m?o que ya se ha hecho grande y no mola, jajaja es broma!
este finde lo visito sin falta! Y ya de paso a ti y a la Rubia :-P

El lunes, cambiar? el fondo de pantalla del trabajo!!
Por cierto, se merce una categor?a para el solo, nada “descubrimientos” ni “yo mismo” :)

ya tienes el gato negro.

busca una escalera para pasar por debajo todos los d?as. una camisa amarilla. un paraguas que este abierto y rompe cientos de espejos a diario.

tu suerte seguira igual pero la gente pensara, que tio mas raruno!

pd: bonito gato… en mi planeta comiamos gatos y nos llenabamos los 7 estomagos a base de ellos – Alf

?Uoooohhh, cuantos comentarios! Se los leer? al Facun esta noche, a ver que dice (seguro que dice algo, muy a pesar de Betta :P)

?Qu? tierno! ?Es un budista, dedicado a la vida contmplativa, o un diablillo con aire de santo? ;)

hablale del arroz con “conejo” pa ver si se tranquiliza, que hoy tu casa ma?ana el mundo,jeje

Vaya nombre feo que tiene el pobre. Es que no hab?a otro? No s?, no le pega. No tiene cara de viejo cateto de pueblo…

Los comentarios están cerrados.