Categorías
Amiguetes Pasando el rato

Ciudadelas

Otro jueguecito más de esos de sábado por la tarde. Ciudadelas parece extremadamente simple al principio, de hecho mientras el Psico me explicaba las reglas (este señor al final va a conseguir que me los conozca todos) llegué a pensar que iba a resultar aburrido.

CiudadelasPero es que su estrategia es bastante sutil. La primera partida la dejé rodar tal y como venía, intentando asimilar el concepto, y como como debía pasar, perdí (quedé el último de 5, por concretar un poco más). Esto es bueno, pensé. De alguna forma quiere decir que existe una estrategia más profunda de lo que parece, el componente de azar es bastante menor de lo que parece en este juego, no como por ejemplo en Bang!, en el que yo estoy convencido que incluso jugando al estilo del pollo tomatero se puede no quedar el último en un alto porcentaje de partidas.

El mecanismo es sencillo: 8 cartas de personajes, n cartas de Distritos (lo que tienes que construir para hacer puntos y ganar) y unas fichas de parchís doradas a modo de monedas (con las que pagarás lo que construyas). Y turnos, al principio de los cuales eliges qué vas a ser (Ladrón, Asesino, Mago, Rey, Obispo, Mercader, Arquitecto, Condotiere…), según un orden establecido por la elección de personaje que hayas hecho en el turno anterior. Es en esta elección de rol en lo que realmente se basa el juego, fundamentalmente porque tus compañeros de mesa pueden predecir fácilmente lo que te podría interesar ser, actuando en consecuencia para intentar machacarte vilmente, de modo que en ocasiones escogerás ser algo que no te interesaría tanto, pero que te permitirá… Pero mejor juegalo, que merece la pena estrujarse un poco la cabeza.

¡Y puedes hacer casi tantos amigos como con el Risk!

Le habló un arkángel recordando tiempos de rol, mesas hexagonales y cerveza por doquier.

5 respuestas a «Ciudadelas»

Los comentarios están cerrados.