Categorías
Mijitillas de realidad Yo mismo

Promesas

Les voy a contar dos historias. Intentaré ser breve.

La primera de ellas se remonta casi 20 años atrás, cuando yo aún era una persona (si quieren, otro día les explico esto). Vivía en mitad del campo, rodeado de tierras de labranza, hazas, que es como se les suele llamar en esta zona, y precisamente mi abuelo era propietario de, entre otras, en la que me encontraba en aquel momento.

Un muchacho de los que mi abuela habría definido como uno-de-esos-que-no-se-lavan, un jipi de esos, pasaba por el camino, justo al lado de mi casa, justo por donde estaba yo descubriendo o investigando algo aquel día. Era época de recoger las papas, que se quedaban amontonadas bajo los motones de sus propias matas, refugiadas así del sol mientras esperaban ser transportadas.

Aquel jipi se acercó un poco a mi casa, miró uno de los montones de papas, dudó, y al rato me dijo: “oye, ¿tú no me llenarías la mochila con papas?”. Yo le respondí que sí (mi abuela lo habría hecho, ya no se exactamente a donde lo habría mandado mi abuelo…), cogí su mochila y, tras una incursión a lo 007 entre las papas, volví con su mochila hasta arriba de los tuberculillos. Él, muy agradecido, y supongo que con la comida de un par de días resuelta, no se exactamente por qué me dijo algo así como “gracias chaval, cuando vuelva por aquí te traeré un regalo”.

Para un niño de 7 u 8 años aquello era una verdad incuestionable. Tanto que empecé a imaginarme el microscopio que se me antojaba por aquel tiempo (creo que he sido un poco friki desde pequeño), sin pararme a pensar en que las posibilidades de que alguien que estaba mendigando 3 o 4 kilos de patatas regresara con algo de más valor material que un palo tallado eran, digamos, inexistentes. De hecho, jamás regresó.

La segunda historia empezó hace unos seis meses. Uno de los niños del patio de mi actual casa se hizo amiguete mio porque les di algo a cambio de no comprarles nada en un puestecillo que habían improvisado. A partir de entonces me saludaba, me preguntaba por la moto, me abría la puerta. En fin, me demostraba desde sus 6 o 7 años que era mi amigo.

En esas estábamos cuando en una de las “conversaciones” hablamos de juegos de ordenador, de lo que le gustaba y lo que no. Y yo le prometí que le grabaría alguno de coches. Se me olvidó por completo, claro.

Ayer por la tarde estaba él con unos amigos en el patio mientras yo sacaba la moto, y oí esta conversación:

Mira, mira, la moto. – dijo mi amigo de 6 años.
Sí, sí. El que decía que te iba a grabar los juegos. ¿Donde están? – le respondió uno más mayorcillo.

Se me cayó el mundo encima. Y recordé la primera historia. Desde el otro punto de vista, claro.

Nunca prometas nada a un niño si no lo vas a cumplir…

Le habló un arkángel buscando los juegos prometidos.

16 respuestas a «Promesas»

Co?eee grabale al chaval un cd con juegos de coches, aun estas a tiempo de cumplir la promesa …

Y ya de paso, sacas dos copias y me pasas una a mi, que me gustan los juegos de coches tambien … :)

Pobre Arkangel traumatizado… andandar? ese jipi que incumpli? su palabra!

Si esq con los sentimientos de los ni?os no se juega. Te lo digo por experiencia, que tengo una hermana de 5 a?os que no se le pasa una, no como otros que ha saber d?nde tenemos la memoria.

Saludos :)

Jo, pues despu?s de todo has tenido suerte…:-P
Conozco a m?s de un diablillo que la habr?a tomado con tu moto.

Aprovecha ahora que tiene a?n inocencia y gr?bale los juegos…

Me has hecho sentir melanc?lico Arkangel.
La verdad es que a m? tambi?n me han marcado en mi vida promesas incumplidas, (sobre todo las que me han hecho de mayor); y espero que le hayas grabado el juego al ni?o, que se lo tiene ganado :P
No sab?a que te hubieras criado entre campos de labranza… ?Eso quiere decir que yo todav?a tengo esperanza de conseguir un trocito de Granada para m?! (Aunque sea en forma de Chabola.)

Has tenido mucha suerte con ese ni?o que se lo ha comentado a tu amiguito…..lo jodido no es meter la pata (eso puede arreglarse), lo jodido es la de veces que uno la mete y ni siquiera se entera…..

Os veo a algunos bastante cr?ticos, eso est? bien.

Pero hacedme el favor, y de paso un peque?o ejercicio de reflexi?n, que igual m?s de uno hemos pecado de lo mismo alguna vez ;-)

Haces bien en encontrar paralelismos entre tus vivencias infantiles y las que tienes ahora con los ni?os que te rodean. Es la mejor forma de entenderlos.
Yo tengo 16 sobrinos y dos sobrinas nietas y es cierto lo que dices, nunca prometas nada a un ni?o si no lo vas (o no puedes, a?adir?a yo), a cumplir.

Pobre ark, por un despiste que ha tenido, le puede pasar a cualquiera, a mi hace casi un a?o me prometi? que me ayudar?a a tener un blog y cumpli? su promesa.

:)

Los chicos, aunque no lo querramos creer son como personas pero mas peque?as y como tales tienen ilusiones, desepciones, deseos y sobreo todo no olvidan…

La unica diferencia es que cuando son chicos se los puede recompensar mas facil y perdonan tambien con mas facilidad…

Asi que como dicen por ahi arriba… grabale una de coches y uno de naves, seguro que queda contento un par de temporadas.

Eso me recuerda a dos individuos que escalaban en el pueblo donde me cri?. Nos prometieron que volver?an un d?a con el material necesario para que nosotros (12 a?os o as?) pudieramos escalar aquella monta?a.

Todos los d?as mir?bamos al pasar y los busc?bamos ansiosos de escalar aquella pared que nos retaba desafiante. Y… nunca volvieron :(

oye grabale el cd al ni?o!! No prometas lo que no ser? dice una canci?n, adem?s estas de vacaciones hombre que no te cuesta nada hacerlo.

Pobre chiquillo adem?s de la decepci?n de uqe no le grabaste los juegos tiene que soportar las burlas de sus amiguitos, no es justo!!!!

Hice el ejercicio de reflexi?n y hasta ahora siempre le he cumplido a mis primitos lo que les he prometido!! Incluso les gane en un torneo de un juego de pokemon!! jajaja

oye grabale el cd al ni?o!! No prometas lo que no ser? dice una canci?n, adem?s estas de vacaciones hombre que no te cuesta nada hacerlo.

Pobre chiquillo adem?s de la decepci?n de uqe no le grabaste los juegos tiene que soportar las burlas de sus amiguitos, no es justo!!!!

Hice el ejercicio de reflexi?n y hasta ahora siempre le he cumplido a mis primitos lo que les he prometido!! Incluso les gane en un torneo de un juego de pokemon!! jajaja

Que grosero eres. Pobre ni?o ilusionado… sus sue?os rotos por palabras de mentira y olvido. Por lo menos aprendio el ni?o de temprana edad que en la vida las promesas no existen. Salud!

Los comentarios están cerrados.