Categorías
Mijitillas de realidad Yo mismo

SinCorazon

Un amigo me ha pedido hoy consejo, pero como no me he visto capaz de darle una respuesta ínimamente válida, le he pedido permiso para publicarlo por aquí, a ver que opinan ustedes.

El problema es que mi amigo no tiene corazón. Sí, va cual hombre de hojalata por la vida, siguiendo ese camino de baldosas amarillas que no se sabe muy bien a donde lleva. Aunque él sí lo sabe. Con lo frío y calculador que es ya intuye (me lo ha confesado) que al final del camino hay nada, se encontrará algo que no le terminará de satisfacer, mirará hacia atrás y se arrepentirá de haber dicho que no a tantas cosas pensando en que lo podían apartar del camino.

El verdadero problema, y el motivo de la consulta de mi amigo, es que hoy le han hablado claro. Una de las bifurcaciones en las baldosas amarillas le ha plantado cara y le ha dicho: tio, o tiras por aquí, o tu sabrás, allá tú con tus laberintos y tus zapatos rojos que le robaste a la bruja esa que mataste. Y él no sabe que hacer.

Yo, que soy algo más cabrón que mi amigo, he empezado a decirle que se tire al río, que total, si se equivoca, solo tiene que dar tres taconazos, girar sobre sí mismo, y volver solo (solo, le encanta ir solo a todos sitios) al punto de partida. O recortar, inventado otro camino que pueda ser tan bueno como el primero. Pero él no está de acuerdo, él cree que lo que tiene que hacer es no arriesgarse a abandonar a ese hada buena que le ha abierto la puerta a mitad del trayecto. Cree que se podría perder con él, y que es mejor que ella siga, empiece su camino. El suyo.

Pero le duele. Porque, ¿quién le asegura que no sea ese el sitio por el que tiene que ir?

Hablando y hablando hemos llegado a la misma conclusión que siempre: el tiempo lo dirá. Pero el tiempo no es infinito, y a mi amigo, aunque le queda bastante, le está empezando a dar esa sensación de estar en las últimas bifurcaciones buenas del trayecto. Él cree que si se equivoca ahora otra vez no le será tan fácil como antes volver a su sitio. Y sigue solo.

Mi amigo es fuerte, es un hombre de hojalata, ya lo decía antes. Pero la herrumbre empieza a hacer de las suyas en ese lo-que-sea que tiene por corazón, ese que le hace pensar a veces más en los demás que en sí mismo.

Quizá mi amigo debería ser más egoista, o menos calculador, o menos frío. O más conformista.

¿Ustedes que creen?

Le habló un arkángel buscando un corazón para su amigo.

14 respuestas a «SinCorazon»

Eso mismo le pasaba a un amigo mio. Es un cabroncillo que va a por la t?a que se le ponga en medio (hombre de hojalata) sin importarle nada m?s. Hay veces que se ha enrollado con alguna, y luego me ha dicho que se iba a su casa a lavarse la boca con lej?a.
Pero un d?a se encontr? con las baldosas amarillas esas de porcelanosa, y el t?o como que las pisaba y todo eso, pero siempre estaba atento a ver si hab?a un sendero paralelo para poder llevar varios caminos a la vez. En cristiano, sale con una chica, y le sigue diciendo “amiga”. No quiere reconocerse a si mismo el compromiso cuando todos lo vemos. Yo le digo que cuando el cura o el juez los case, les dir?: yo os declaro marido y amiga.

Me siento bastante identificado con tu amigo, as? que voy a dar mi opini?n personal, aunque sea un poco larga:

Dile a tu amigo que, efectivamente, al final del camino no hay nada: Es el viaje lo que importa.

Y, aunque no es cierto que en cada bifurcaci?n el mejor camino sea el que va cuesta arriba, si es verdad que tiene que decidir cuanto est? dispuesto a sacrificar y qu? cosas ser? capaz de abandonar para aligerar peso. Si no est? dispuesto a abandonar esas botas tan c?modas que tanto le gustan, que se olvide de nadar en el r?o, salvo que solo quiera darse un ba?o y olvidarse.

Lo que seguro que no puede prentender es nadar sin mojarse. Nadar no es caminar. No es ni mejor ni peor, pero en toda elecci?n se pierde algo: La otra opci?n. Pero, si no estoy dispuesto a vivir el viaje con toda la intensidad, mejor me pongo un documental del Lonely Planet, que tambi?n molan y los puedes ver en el sof?.

Yo tengo otro amigo que es un viejo experto en nomadismo: Sigue montones de caminos y salta de uno a otro continuamente, pero nunca ha dejado m?s que pisadas en ninguno de ellos. Yo, sin embargo, siempre he tomado cada ruta como si fuera la que voy a seguir el resto de mi vida. Con la clara conciencia de que, probablemente, alg?n d?a el camino terminar? (como ha ocurrido muchas veces), pero dispuesto a vivir cada paso como si fuera definitivo. En mi opini?n (y es solo una opini?n), mi forma de ver las cosas es m?s correcta y satisfactoria que la suya. La ?ltima vez que habl? con ?l, no me pareci? que estuviese muy contento.

Yo, personalmente, me tirar?a al r?o. Pero solo si me sintiese capaz de segir nadando el resto de mi vida, aunque sepa que esto no va a durar tanto. Pero es cierto que yo soy bastane radical para algunas cosas.

La idea, m?s o menos, es “S? que esto no va a durar tanto pero, mientras lo haga, lo vivir? como si fuera a ser eterno”.

En cualquier caso, tengo otro amigo que dice que “ca uno es ca uno con sus caun?s”, y eso es una verdad como un templo. Cada cual lleva su vida como buenamente puede.

No solo me he enrollado, sino que creo que no me he explicado nada: Perdonad (t? y tu amigo) por el co?azo (estas cosas se hablan mejor de cervezas que de comentarios). Y, sobre todo, no me hagais caso.

Comparto plenamente la forma de ver la vida de Allan Psicobyte. Pienso que cada camino hay que recorrerlo como si fuera a durar para siempre y poner toda la carne en el asador en lo que se hace.

Todos sabemos que nada dura para siempre pero por mi parte no sera por que no he hecho todo lo posible para que asi sea. Pienso que hacer las cosas a medias, o con reparos, es contribuir a que no sean todo lo plenas y sadisfactorias que pueden ser.

Estoy convencido de que una de las cosas mas tristes es recordar alguna oportunidad que deje pasar y pensar: …yo pude haber sido…

Salmos

Vaya post que has puesto, colega. Esto tiene mucho que hablar pero como no considero tener ese don de palabra necesario para expresar lo que se quiere expresar en cada momento dir? poco.

Dir? que tambi?n hay veces en las que no encuentras ese camino de baldosas amarillas. Las baldosas que crees ver solo son espejismos en el desierto y, aunque haya quien vocea desde el camino temes acercarte y que al llegar no haya balsodas sino m?s arena y malas hierbas.

Y llega un momento en que no sabes si el problema es que no existe camino o que siempre tomas el camino equivocado. O que sales corriendo a tal velocidad que te pasas y vuelves a quedar sin rumbo.

Ahora mismo estoy detenido (hablando en otro sentido) en un cruce, a la espera de que los que me acompa?an miren hacia atr?s un momento y me escuchen. En este cruce los caminos que se abren son muy distintos, aunque con la posibilidad de volver a encontrarse en unos a?os. Creo estar ya mirando hacia el camino nuevo que se ha abierto pero me dejo el de baldosas amarillas atr?s (el primero de los sentidos). Vale atr?s no pero… la cosa cambia, y creo que mucho.

En fin, que baldosas amarillas debe haber, pero yo no las veo.

Tu amigo camina en circulos alrededor de su parcela de ?xito. Todos lo hacemos, supongo, vivir una y otra vez algo que se nos da bien, aunque no nos aporte nada. Ning?n camino lleva a ningun lugar, pero hay algunos que nos descubren cosas de nosotros mismos que ni sospechabamos.
No s? si tu amigo es un hombre de hojalata sin coraz?n o un le?n sin coraje.

Pensar algo como “yo no le convengo” y x eso dejar de tirarse a la piscina es de buena persona pero tambi?n es arrogante.

Ya somos todos mayorcitos como para decidir x nosotros mismos, ?no?

Con lo sencillo q se ve todo cuando no se est? metido en el ajo..

Mis mejores deseos.

Yo consejos no doy, entre otras cosas porque me revienta que me los pidan, se los d?s y nadie te hace ni p….caso. Porque por lo general lo ?nico que quieren oir es lo que ellos quieren y si no aciertas pues no les sirve :))).

Pero c?mo me encanta meterme d?nde no me llaman le dir?a a tu amigo que si tiene que pensar tanto en qu? camino tomar, si tiene que pedir consejo, quiz? sea bueno que la deje que siga su camino.
A esas edades no se piensa, se tira uno, si ?l no lo hace ser? por algo.
La vida es dura en la selva.

Ja! As? que tu amigo es tan bueno, se preocupa taaanto por los dem?s que no se atreve a herirlos comprometi?ndose?????? Tu amigo, Arkangeli?o, lo que es es un cobardicas acojonao, que se mea del susto solo de pensar que le hagan da?o a ?l Algo as? como desconectar el tel?fono para no sufrir esperando una llamada.

Muchas gracias a todos. De momento no voy a entrar en valoraciones personales, aunque creo que elke? y Veva han metido el dedo en la llaga (quiz? les falte algo de informaci?n, no obstante, mi amigo a veces es bastante reservado).

A esas edades no se piensa, se tira uno, si ?l no lo hace ser? por algo. -unamaruja-

vaya man?a que os ha entrado con que las cosas no duran para siempre! S?lo algunas, pero si, claro que si. S?lo que nadie sabe lo que mide un “para siempre” y los “para siempre” de unas y otras personas a veces no est?n sincronizados….por eso duele tanto, carallo, por eso vale la pena, no?

Parecemos esos ancianitos que comentan la muerte de un conocido de 90 a?os y preguntan “de qu? muri??”…joder, muri? de que ten?a 90 a?os y de que los humanos no somos inmortales!

(no se si me he explicado, pero tanto no fumar, no beber, no f…, no sentir, no sufrir, no amar, no disfrutar…nos va a hacer eternos?)

Eso de ser un donju?n tiene que ser la leche.
A diferencia de los dem?s, yo no voy a hablar porque no s? qu? ser?a mejor puesto que nunca he tenido ocasi?n de vivir as? ;-P

[…] pobrecito – ark?ngel – que – hace – lo – que – puede – por – no – hacer – da?o se esconde ese le?n sin coraje, como ya me dijeron una vez. Quiz? a alguien le duela esta decisi?n, o quiz? n […]

Los comentarios están cerrados.