Categorías
Mijitillas de realidad

TrabajarContento

Un intento de reflexión sobre lo jodido que puede ser currar en algo que no te gusta, y además, vivirlo.

Currantes somos todos (algunos más que otros, bien es cierto). Pero no todos en las mismas circunstancias, supongo.

Además están los estudiantes, que algunos curran, o no, o no se sabe bien. Aprovechen aprovechen, que se termina.

Hay algunos que trabajan en lo que trabajan por necesidad: estudiantes fuera de casa con padres poco acomodados, cabezas de familia con niños que llegan a fin de mes de mala manera, y otras situaciones similares.

Otros curramos por inercia. Supongo que estos somos los afortunados, a los que la vida les ha venido fácil, y que no saben en realidad lo que tienen. Esta circunstancia es peligrosa, puede uno no terminar de aprovechar su potencial, y seguir donde anda uno indefinidamente por eso, por inercia. Pero este será tema de otro textillo en el futuro, si ha lugar.

La mayoría trabaja en lo que puede; esto no es necesariamente malo, pero puede caer en el siguiente caso, que es muy peligroso…

Los que trabajan en donde han caido, que se parece mucho a la situación inercial, pero sin terminar de estar contentos con su curro. Sin hacer nada por cambiarlo, por supuesto. Estos son los que pueden hundirte si hablas con ellos mucho rato: todos los jefes son unos cabrones, los compañeros les hacen mobbing, cobran poco, trabajan mucho. Probablemente lleven algo de razón, pero al final resultan bastante amargantes, sobre todo por la actitud pasiva.

El caso es que acabo de venir de echar un par de cervezas en una terracita de Graná (por cierto, en la misma calle donde se grabó este corto, curioso de ver), y me he encontrado con una simpática camarera con una malafollá bastante respetable. Lo peor del caso es que creo que tampoco era de aquí. O sea, que es una malafollá adoptada.

Y yo que se… Miren, será que como a mi me ha venido todo regalado (le estoy bastante agradecido a la vida por ello, no se crean), estoy convencido de que las actitudes positivas favorecen situaciones positivas. Vaya, que si uno intenta trabajar con cierta gracia, las cosas salen mejor. Como todo en la vida: las espirales, cuanto menos descendentes mejor.

Le habló un arkángel con un punto de vista quizá demasiado subjetivo.

3 respuestas a «TrabajarContento»

Tienes toda la raz?n en lo que dices, lo de la camarera amargada es normal porque la hostelera quema mucho, cr?eme, pero yo soy de los camareros que nos gusta tomarnos el trabajo con una sonrisa bien grande aunque lleves 16 horas seguidas y te vayan a reventar los pies, ya que si te amargas el ?nico que lo paga eres tu mismo.

Mi familia no es acomodada ni mucho menos, tengo recuerdos de mi infancia escuchando a mis padres angustiados por no poder llegar a fin de mes, ahora todo va mucho mejor pero por mi lado ya me hago las casta?as en mi fuego y estoy en pleno auto-desarrollo, me exploto como camarero para subsistir mientras terminamos la pel?cula que estamos grabando y de la que espero sacar algo para reorientar mi carrera profesional, y por otro lado espero empezar en septiembre un Ciclo Formativo de “Explotaci?n de Sistemas Inform?ticos” (no me gusta nada como suena) que toca absolutamente todo (lo que yo creo que es todo) lo que es la inform?tica y si lo del cine no me da de comer pues intentare terminar con mi verdadera pasi?n, los cables de colores.

ey!! Ya no me quejo tanto de ser una malpag?. Mi jefa es tan tonta q despues de media hora discutiendo sobre las horas q ech?… y cuanto me ten?a q pagar, va y confunde un 4 con un 9 y me han pagado 50 euros m?s. ja!

Tengo un curro que me obliga a estar sonriente y de buen talante (o se tiene bueno o malo, no existe el talante a secas) todo el d?a. Me gusta estar de buen rollo habitualmente, no me quema, y disfruto cuando llega la pe?a con el careto e intento que salgan con otro punto de vista de las cosas.
Salu2

Los comentarios están cerrados.