Categorías
Descubrimientos

Olores

La mayoría de las personas cuando se transladan de un sitio a otro (viajecitos cortos, digamos) lo hacen en coche (o autobús, si son más ecológicos, o menos pudientes).

Otros vamos en moto.

Y yo les voy a contar la principal diferencia entre ir en coche o en moto. No, no es que pase uno más frío (que también), o que se disfrute más la carretera (que puede ser): el tema está en los olores. Sí, las carreteras huelen a lo que las rodean, y en coche se percibe muy poco, o nada (sobre todo si se tiene climatizador).

Esto también tiene algunos pequeños inconvenientes (nadie ha dicho que ir en moto sea cómodo). Como por ejemplo esta noche, que estaba yo de camino a casa de un amigo cuando me he sentido agradecido porque el olor del estiércol de una vaquería ha tapado todo lo demás.

¿Se imaginan lo mal que podía oler antes?

En compensación, por ese mismo camino dentro de poco empieza a oler a florecillas, a hierba; más tarde (todavía lo recuerdo del año pasado) a galán de noche, a jazmín… Una cosa como muy bucólica, oiga.

Y dicen que los fumadores no tenemos olfato. Pues menos mal.

Le habló un arkángel preguntandose que coño será eso que olía tan mal.

11 respuestas a «Olores»

Joer que horror, no logro imaginar el pestazo. Recuerdo una noche en un albergue del camino de santiago que apestaba a estiercol, no se como logré dormir.

Yo paso (en moto) al lado de un criadero de cerdos dia si/dia también… casi que, o bien se me ha hecho el olfato, o involuntariamente he dejado de respirar en ese tramo de la carretera, pero es cierto que despues de casi 5 años pasando… ya no lo huelo.

Y el sitio sigue ahi…

… y los cerdos, también.

jeje, peor que una vaqueria?!
No logro imaginarlo!
Te diré que a mí me ocurre lo mismo en cuanto a los olores, yo voy en coche, pero como no tiene ni aire ni climatizador ni ná, pos voy con la ventana bajá hasta lo hondo…

Pues yo voy en metro! xD En el metro los únicos olores desagradables con los que me he cruzado son: el pestazo a frenos quemados de los vagones, el sudor rancio de la gente y algún que otro peéte anónimo.

imagino que sería basura o algún animal muerto. El estiércol es un olor al que te puedes acostumbrar pero con la podredumbre no hay manera. En el lado opuesto el olor de los galanes de noche es genial. Junto al de la tierra mojada y al del sexo femenino son mis favoritos.

Pues si tienes buen olfato siendo fumador, imagina qué mundo de olores descubrirías si no lo fueses ;P

En cuanto al olor a estiercol de una vaquería… no diré que me gusta ni mucho menos, es desagradable, sin embargo despierta recuerdos nostálgicos de mi infancia en la vaquería de mi abuelo :)

Los comentarios están cerrados.