DiezMilKilometros

10.000El post de hoy se lo iba a dedicar a mi Susi, la moto que me compré hace algo más de un año en uno de esos puntos raros que me dan. Concretamente iba a comentar que mi culo lleva 10.000 kilómetros encima de su asiento.

Son pocos kilómetros para más de un año, y es que nadie de mi entorno cercano gasta moto de estas con las que te puedes bajar a la playita, pero bueno, tampoco está mal.

Y bueno, se lo sigo dedicando a ella, claro. Pero ahora en otros términos… Mira que yo no creo en esas cosas del destino, por mucho que Netdancer me quiera convencer de ello ;-) pero… Hoy precisamente he pegado mi primer piñazo en moto.

Nada grave, afortunadamente: una entrada en curva, medio tumbadillo y probablemente demasiado rápido, y a la vuelta un atasco. Mi resfriado y mis reflejos mermadillos no me han dejado reaccionar todo lo rápido que lo hubiera hecho habitualmente, y no he podido frenar del todo. Así que he tenido que buscar un huequecillo al que tirarme, literalmente.

He tenido mucha suerte, no he rozado siquiera a ningún coche (no se exactamente como), mi Susi solo se ha arañado un poquito el tubo de escape, y yo me he restregado un pelín la pierna por el asfalto. Casi todo el golpe se lo han comido las protecciones de la chaqueta, que tengo la buena costumbre de usar cuando voy en moto. Así que nada, dicen que cuando llevas una moto “grande” hay que estar preparado para recibir cositas de estas cada cierto tiempo. Ojalá sean todas como esta.

BRRRRUMMMMMMMMMMMM :)

Le habló un arkángel un poquito magullado, ma non troppo.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.