Categorías
Yo mismo

Resucitando

39’2. Grados centígrados.

Esta ha sido la temperatura punta a la que he estado en los últimos dos dias en varias ocasiones… Teniendo en cuenta que habitualmente ando más por los 36’5 que por los 37, esto se llama fiebre. Un fiebrazo de la leche, vaya.

Y todavía hay gente que me aguanta, hasta delirando más de lo habitual… Tienen el cielo ganao, fijo.

Intentaré escribir algo más interesante en cuanto pase la segunda fase de todo esto: en este momento mi cabeza está rellena de sustancia pegajosa, y las ideas se quedan como atascadillas. Claro que al menos ahora puedo medio pensar…

Le habló un arkángel volviendo a la vida.

4 respuestas a «Resucitando»

Es increíble lo pronto que se olvida uno de lo importante que es la salud en cuanto la recobra…
Por fortuna, soy de los que se ponen poco enfermo, y de una vez para otra casi se me olvida…
Pero acostumbrado a gozar de una salud de hierro, es que me pongo un poquito pachucho y no hay quien me aguante.

Ánimo Ark! Pobrecico, lo tienes que estar pasando mal =((( ¡Y yo quejándome aquí porque me duele un poquito la garganta!
Un abrazo ¡Y no me cojas más frío!

Yastoi aquí, currando en mi puesto de trabajo, como un campeón. Que razón lleva Misósofos… A los que la vida nos trata más o menos bien habitualmente con el tema este de la salud nos pasa cualquier cosilla y se nos cae el mundo encima.

Claro que el dolor, como el miedo, es libre y muy subjetivo. Así que tu también tienes derecho a quejarte, Net :). Si no, solo podrían quejarse los que tienen cosas “de verdad”…

Los comentarios están cerrados.