Categorías
Mis Paranoias

UnaTardePerdida

Hoy me he tirado toda la tarde haciendo el gilipollas.

Cuando mi amigo me preguntó hace 3 o 4 semanas que si conocía a alguien que le diseñara un logo para la empresa que está montando, ya debí imaginar que algo como esto me pasaría.

Nunca pensé en cobrarle, realmente, y me ofrecí a intentarlo yo mismo. El logo se terminó, con bastante buen resultado, por cierto. Todos contentos. Yo contento por haber ayudado a un amiguete con algo que había quedado medio decente, él y su futuro socio contentos con el resultado.

Días más tarde, me comentó algo acerca de hacer una presentación de la empresa para grabarla en un cederrón. Buenovale, le dije yo… Intentaré sacar tiempo…

El tiempo lo he sacado esta tarde, robándome una tarde completa del puente, y he reconstruido un PowerPoint que me pasó, dejándolo muy parecido pero en Flash, y con ciertos detalles “de estilo” corregidos (bitmaps menos pixelados, logos actualizados, etc.). Todo compilado y montado en su tarjetita-cd. Muy mono, oiga.

Cuando he llegado a su casa me ha dado las gracias, también su mujer me ha dicho que le encantó el logo. Y me ha enseñado la nueva versión de su presentación en PowerPoint…

Ha sido entonces cuando he tomado conciencia de que me he pasado la tarde perdiendo el tiempo currándome una cosa carente de sentido, que ni siquiera me motivaba más allá que el “echarle una mano a un amigo”. En fin, he procurado que no se me notara mucho, he cogido el cd que me ha grabado para pasarle el ppt a exe y grabarselo en tarjetitas, me he tomado una cerveza de cortesía y me he ido con el rabo entre las piernas…

No es culpa suya, en serio… Soy yo el que ha hecho el gilipollas.

Le habló un arkángel que se debería limitar a hacer lo justo y necesario.

12 respuestas a «UnaTardePerdida»

Lo que me sorprende es que pueda preferir una presentación en PowerPoint antes que una en flash! ¿A donde vamos a parar? Bueno ya sabes lo que se suele decir, de los errores se aprende, aunque yo no veo un error ayudar a un amigo… pero bueno.

Miralo por el lado positivo: ¿y lo que has aprendido? y otra parte positiva más: tú has hecho lo que creías correcto, el que debería sentirse mal es él por no avisarte.

Eso de hacer lo justo y necesario supongo ke muchas veces no está claro.
Creo ke de alguna forma siempre me siento mal cuando dices algo de esa puñetera camiseta, ke no me voy a dar por aludida!!! Seguiré dando el coñazooooooooo

Pues sabes, como que me suena. Pero yo ya lo arreglé hace tiempo, y le enchufo el taxímetro hasta a mi viejo.
Aunque luego no les cobre. Pero para que se vayan haciendo cargo.

Los comentarios están cerrados.