Categorías
Mis Paranoias

Tabaco, tabaquismo, y la madre que nos parió.

Soy una especie de monstruo. Ya lo se.

Estoy enfermo, hay un velo que cubre mi ya de por si breve capacidad de raciocinio.

El caso es que hasta hace unos meses no lo sabía, pero lo estoy descubriendo.

Casi todos los que tengo a mi alrededor no pueden estar equivocados.

Hoy he tomado café con una amiga que fumaba (ayer). Ya intentó dejar de fumar hace unos meses, y tras un par de semanas de incremento de insoportabilidad (me invento las palabras que me da la gana, para eso soy irracional), volvió a fumar. El tabaco la tiene presa. A mi más, porque al menos ella es consciente de lo malísimo que es esto de echar humo…

Cuando se ha cabreado de verdad conmigo (creo que necesitaba un cigarrito, estaba especialmente tensa) ha sido cuando le he dicho que el tabaco no es necesariamente Malo. No más, al menos, que otros cientos de cosas que hacemos diariamente, y que nadie (gobierno o empresa, me refiero) se ha preocupado en demonizar (bien porque interesan, o bien porque no interesan). Hablo de esos hábitos que están profundamente arraigados en la “sociedad occidental”, tales como comer carne en cantidades industriales, respirar CO2 a mansalva (lease humo de tubos de escape), no hacer deporte, vivir en ciudades estresantes en lugar de en el campo, … En fin, innumerables cosas que estoy convencido se podrían demostrar tanto o más perjudiciales para nuestra salud que el Horrendo Vicio del Tabaquismo (le voy a llamar HVT a partir de ahora, para que se vea como más enfermizo).

Porque hablamos de salud pública, ¿verdad? Es que a veces el tono de estas conversaciones raya más lo religioso (o sectario) que la mera cuestión médica. Quizá sea eso lo que más me joda, oigan, que yo soy ateo (y a mucha honra), no me vengan ahora con otra más.

Se me acaba de ir la inspiración, por algo muy relacionado con el siguiente post que voy a escribir,… o puede que sea el HVT atacando mis neuronas (o mis pulmones, o mi karma, o que se yo). En cualquier caso, si yo lo que iba a hacer es entonar un mea culpa, pedir perdón públicamente, y si fuera posible, solicitar a todo aquel que esté cerca mio, que no se compadezca de mi, por favor. Que me diga, eso sí, si le molesto con mi HVT, y (lo digo en serio, esto va sin ironías) dejaré de echar humo en ese momento. Hasta ahora siempre he intentado ser tolerante, e intentaré (si me dejan) seguir siendolo. Pero que no me den la vara por favor, me basta un por-favor-no-fumes-que-me-molesta. Ya me buscaré yo la vida.

Me acojona toser. Estoy un poco tocado de la garganta, y me da miedo toser en la oficina. Mucho más que fumar…. Sé que en cualquier momento alguien aprovechará para decirme: “¿Ves? Si dejaras de fumar…”

Y volverán, entonces, a tocarme los huevos.

11 respuestas a «Tabaco, tabaquismo, y la madre que nos parió.»

Ya ta, relajación, tu fumate un cigarrito a mi salud y no problem. Y que conste que el hecho de que me quiera quitar de fumar no es porque me haya sumado a la secta del tiillo este que ha escrito el libro, que la verdad, si me pongo, hasta lo escribo yo porque no ha descubierto ná nuevo, lo único que me fastidia es que me digas que el tabaco no es malo: ja¡ que te crees tu eso, y vale, de acuerdo que hay muchas cosas a nuestro alrededor que nos puede matar también y no nos bombardean diciendo que nos alejemos, pero ¿quien puede elegir vivir en el campo para evitar contaminación? ¿quien tiene tiempo para hacer deporte?… ¿quien puede elegir dejar de envenenarse con un cigarro? yo si, y es mi decisión y te he dicho mis motivos sin intentar convencerte de nada (es que así me lo creo yo más, jeje)
Ala, ta luego.

Has llegado al quid de la cuestión… todos podemos elegir vivir en el campo, todos podemos sacar tiempo para hacer deporte, todos podemos dejar de envenenarnos. El asunto es ¿a cambio de qué? O, ¿cual es el precio? ¿A qué renunciamos? ¿Que nos interesa más?

Allá cada cual, pero a mí que me dejen tranquilo. Salvo si molesto.

Pues yo no lo veo claro … no es lo mismo elegir vivir en el campo o en la ciudad que elegir dejar o no de fumar. El tabaco crea adiccion, y dejar de fumar puede ser algo mas que cuestiones monetarias, o de gustos. Se puede querer dejar de fumar y no poder (y que no sea por motivos materiales o monetarios).

Por otra parte esta claro que cada uno es libre de hacer lo que quiera. A mi nunca me molesto que fumasen cerca de mi.

Siempre podeis leeros el libro-milago ese. Hasta me lo podria leer yo … o mejor no, que lo mismo me echo a fumar.

Muy agudo el Psico … “No queda sino batirse…”

Escribo este comentario, mientras descanso de redactar trabajos para clase y me fumo un cigarrillo.
Fumar es malo, hasta ahí llego… pero también es malo 1000 millones de cosas más… vale, también llego hasta ahí… el intentar dejar de fumar es libre. Yolo intenté hace poco, pero mi fuerza de voluntad es nula total y sólo llegué a la conclusión de que me encanta fumar… No sé los piques que os traéis, ni siquiera sé si son piques “auténticos”, pero una cosa está clara… SOMOS LIBRES y se supone que gente educada… si a alguien le molesta que fume a su lado, pues no fumo y punto, pero a mí, como fumador, no me gusta que me intenten convencer para dejar el tabaco, al igual que como ateo, no me gusta que me intenten meter en la cabeza que dios existe. ea, no sé si me he liado, pero lo dicho, dicho queda para la posteridad. Fin.

Bussy, claro que puedes saludar, este es tu blog. Yo también aprovecho apra saludar al mejor director de cortos que conozco :P

Xanatos… no es lo mismo elegir vivir en el campo o en la ciudad que elegir dejar o no de fumar ¿Por que no? Estoy convencido que con la motivación y los conocimientos suficientes podría demostrarte que el descenso de calidad de vida (provocado entre otras muchas cosas por humo de coches) de los hábitos cosmopolitas, así como la mayor esperanza de vida de la gente rural frente a la de ciudad son equiparables a esto del HVT… Pero ni tengo la motivación, ni los conocimientos.

Y ya me estoy pareciendo al JJ Benitez, usando argumentos de humo (jejejeje, de humo, lo cogeis, que bueno, :P). Por cierto que el otro dia me tragué sin querer un programa suyo sobre egipto, y casi que me interesó. El problema fue cuando empezó a mezclar verdades con medias verdades, y con mentiras, sin distinguir unas de otras. Que manera de manipular las mentes ternicas como la mia.

Fin de la transmisión.

De acuerdo en que vivir en el campo es mas saludable que vivir en la ciudad es mas saludable. Pero continuo pensando que no es equiparable. Para cambiarse del campo a la ciudad, puede que solo sea necesaria tener la capacidad monetaria suficiente para ello, tener mucha pasta para comprarse una casa en cada lado.

Pero uno es libre de fumar o no, mientras no fuma, porque una vez se empieza a fumar, ya puede que se desee dejarlo y no se pueda, con lo que la libertad ya es mucho menor.

Pues eso …

Es una cuestion de planteamiento… precisamente es a lo que me refería en el post.

Si estás dispuesto a renunciar a suficientes cosas (lease comodidades “mundanas”), te puedes ir a vivir al campo sin necesitar más dinero del que tienes, si me apuras, sin ningún dinero (comunas, campos de trabajo,… mira en la Alpujarra si no). De forma análoga es como planteo yo el tema del HVT. Evidentemente no es lo mismo, pero es una de las formas que se me ocurrieron de explicar que a mi el HVT me da unas satisfacciones a las que (de momento) no estoy dispuesto a renunciar, al igual que no renuncio a mis “lujos ciudadanos”.

No se si me explico…

Pos no sois cabezones ni ná, lo que os gusta menear las cosas, el que quiera fumar que fume, el que no que no lo haga y el que se quiera quitar que lo consiga (que no estan facil), joe es que sois de un retorcio, y total aqui nadie va a cambiar de opinión asi que…, pero bueno, yo estoy con el xanatos, jeje…

Los comentarios están cerrados.