Categorías
Pasando el rato

Paradoja

un pollo volantonHoy he ido a una tienda de bichos a comprarle comida a mi Trini y me han atendido dos pollos.

La absenta debe estar haciendo su efecto, por fin.

Acto seguido ha aparecido una señora (joer, menos mal, empezaba a pensar que veia visiones, en serio) y me ha explicado que los pollos en cuaestión son así de apañaos y se quedan cuidándole el mostrador de gratis porque les recorta un pelín las plumas de las alas.

¡Que cabronada!, he pensao yo también… Pero después he reflexionado un poco, y realmente esos bichos disfrutan de más libertad gracias a que les han cortao las alas. Paradojas de la vida, si no les hubieran privado del símbolo de su libertad, estarían permanentemente encerrados.

¿Moraleja? Esconde la mano que viene la vieja. Y eran de graciosossss :P

Por otra parte, sigo medio resfriao, alergico-a-algo, o queseyo. De momento lo llevo con más o menos gracia, pero empieza a resultar una situación incómoda para mí esto de no encontrarme “en mi ser”. Y es que un resfriao de verano ya lo decía mi agüela, que es jodido de curar. Bueno ella no decía “jodido”, porque es bastante más fina, pero esto casi convencido que lo pensaba. Sin querer, claro.

lizipaina y algidol: contra el resfriao veraniego

Le habló un arkángel sumido en la rutina veraniega.