septiembre 2010

EmocionesInterné

Lo que la Internet te da, la Internet te lo quita. MEV mediante. O “Por qué cada vez me da más miedo hablar en foros, blogs, chats y similares”.

Siempre es igual: una frase sacada de contexto, el abuso de smileys que ya no transmiten como lo hacían (XDDDDD), y que la gente no aguanta un avispero debajo del sobaco en el coño, también. Por otra parte, la máscara que el teclado te pone es muy poderosa, y sale ese otro yo que muchos tienen dentro, esos Fulanitos Pérez que en persona te miran cuando les comentas algo sin responder, y después como Megafoter1963 te la endiñan sin darte tiempo ni a flamear.

El blog en el que escribo esta entrada (aunque seguramente tu lo leas por Facebook) nació allá por 2001, que en años-intenné vienen a ser doce lustros de experiencia, exagerando un poco como no podía ser de otra manera. Eso me da, solamente, una cierta perspectiva de como evolucionan las cosas en mi entorno virtual, y lo que veo son problemas que ya existían a principios de siglo, potenciados por la democratización de todo este tinglado. Vale, que alguno habrá declarado este sitio legalmente muerto, me quito años, o escribo un blog-zombie.

Las redes sociales son fabulosas, pero crean una falsa sensación de amistad-de-toda-la-vida que hace que cuando luego llegas al Mundo RealTM y tengas tu primer encontronazo, salgas huyendo (al fin y al cabo, no era una amistad-de-toda-la-vida).

La mensajería instantánea ya era buena cuando se inventó, pero ¿desafortunadamente? el IRC se dejó de usar, y ahora ya no se cuando se mantiene una conversación por mensajería para comunicar algo (requiere respuesta inmediata, al estilo teléfono), y cuando para “estar ahí” y comentar la jugada. También la gente se cabrea si no contestas inmediatamente.

Los foros (y derivados) son cojonudos para compartir información y organizar cosas, pero son el habitat de los trolls, y es extraordinariamente difícil no alimentar a un troll para alguien no entrenado. Decir la última palabra nos puede, sobre todo si llevamos razón (pero es que la razón de ser del troll es llevar razón, es imposible contra ellos).

De Twitter ni hablo, porque total, le quedan 90 días… Bueno sí, venga, que hemos venido a hablar: es utilísimo para mantenerte al tanto de las cosas, tanto a nivel general como de lo que pasa en tu barrio o círculillo endogámico de ponga-aquí-a-lo-que-se-dedica, pero hay que separar tanto grano entre las pajas. Y es que nos gustan las pajas (virtuales): yo a ti, tu a mi, somos amigos, tal y cual. Hay dinero (o especie) de por medio…

No puedo vivir sin ella. De hecho, desde hace casi el mismo tiempo que ¿mantengo? este blog-zombie vivo (literalmente) y bebo (en todos los sentidos) de la Internet.

Pero al menos intento no dramatizar.

Y recuerden: la Virgen llora cuando os ve pelearos por Internet.

Le habló un arkángel internetero.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.