mayo 2010

GeocachingConAndroid

A veces da gusto ver lo que avanzan los cacharritos tecnológicos. Hace 5 años probaba yo a encontrar tesoricos escondíos por Graná (y el resto del mundo), apoyandome en un móvil, un receptor de GPS externo, y una servilleta de papel (para apuntar las coordenadas).

¿No sabes en qué consiste esto? ¿Y estas leyendo esto? Qué tía (/o) más raro (barra a)…

El geocaching consiste en que una persona esconde “algo” en algún sitio, te anota sus coordenadas GPS en una web, y tu lo buscas. También consiste en esconderlo tú mismo, claro. Pero si las dos personas son la misma, entonces creo que no se llama geocaching, el nombre debe ser “apollardamiento”, o algo así.

Es divertido, y te da una excusa para darte paseicos, incluso dentro de ciudades, donde lo que se esconde suele ser muy muy pequeño (magnético, a menudo).

Hoy se puede hacer geocaching mucho más fácil. Todos los móviles que llevan Android incorporan un GPS y brújula internos, solo necesitas instalar C:Geo (¡gracias, cuñao!) para conectarte a tu cuenta de geocaching.com y jincharte de encontrar caches.

Le habló un arkangel geoposicionado.

Intrusismo?

Arkángel " Ché" Guevara. (by La Vieja Sirena)Jodida cuestión ésta.

Resulta que Fulanito Fernández, tecnofriki con cierto gusto artíhtico se compró una cámara digital hace ¿diez años? De aquellas que hacían peores fotos que los móviles de ahora. Parece ser que fue una de las muchas compras que hacía (ya saben, esos jóvenes con pasta que gastar), pero resulta que le gustó el inventó, y hacía fotos.

Con el tiempo, muchas fotos de por medio y algún cambio de cámara, parece que al muchacho no se le daba mal eso de pintar con luz (je). Al fin y al cabo si uno no es especialmente torpe y se dedica a algo, malo tiene que ser que no mejore. Además estaba la cuestión de su ego retroalimentado por algunas decenas de miles como él, procastinadores interneteros de esos que han hecho la revolución digital. No menosprecien el tiempo que se puede gastar a cambio de unos cuantos favoritos en Flickr…

El caso es que empezaba a hacer fotos medio decentes. No todas, claro, pero siempre hay perlas entre el barro. Posiblemente sea una cuestión más estadística que artística.

Diez años después, o sea, como hace un mes, le robó un potencial reportaje a un fotógrafo profesional. “Profesional” quiere decir que vive y bebe de hacer fotos, se entiende. Claro que no lo hizo con maldad: un amiguete se compromete con otro amiguete, que tiene un grupillo de rock, en hacer una cuantas fotos para preparar un book, y al final Fulanito resulta estar por medio.

Joder, y no lo hizo mal. Lo que si lo hizo es gratis (recuerden, esto es solo una afición para él).

Y aquí viene el problema, según lo veo yo. Ese reportaje se iba a hacer, ya que el grupo necesitaba esas fotos para promocionarse, porque quieren ganar dinero con el asunto. Y esto no es un caso puntual… Entre esa horda de revolucionarios digitales de más arriba, adictos al spotifai y los comentarios de las redes sociales, hay un 10% de Fulanitos Fernandeces (y Fernandezas, que además de vez en cuando enseñan una tetica y tiene incluso más feedback). Los ingresos del fotografillo “profesional” de turno empiezan a tambalearse.

En realidad nadie ha hecho nada malo en esta historia. Si acaso, el profesional que no ha sabido adaptarse a los tiempos, ¿verdad?

Menos mal que no han sacado bisturís quirúrjicos digitales…

Le habló un arkángel “fotógrafo” digital.

InformaticaFacil

El otro día alguien me pidio consejo, como informatiquillo que soy, acerca de como instalar el lector de deneises electrónicos que se regaló hace un tiempo. Me insistía en que no lo hiciera yo, ya que se supone que esto es algo que está preparado para que la gente lo haga por su cuenta, y quería aprender.

No es fácil.

Ya lo apuntaba nauj en su muy completa entrada acerca de como instalar el cacharro en Ubuntu (el sistema operativo libre para las personas humanas):

En ninguno de los tres sistemas he podido instalarlo sin problemas.

Básicamente el proceso es el mismo en cualquier sistema operativo. Es necesario hacer tres cosas:

1. Instalar el soporte criptográfico de software OpenSC
2. Instalar el certificado de autoridad certificadora de la Policía
3. Instalar el dispositivo lector en los dispositivos criptográficos de Firefox

Y es que el tema no es trivial… A ver, ¿se supone que un ciudadano de a pie debe saber qué es un certificado raiz de la DGP? Yo creo que no, lo mismo que yo no tengo por qué saber el procedimiento para hacer la reconstrucción de un premolar.

Pero lo que nos venden es que sí, que es fácil, y que esto de la informática está hecho para tontos. ¡No es verdad! Es cierto que usar un ordenador hoy en día es sencillo, si por usar un ordenador nos referimos a “ver películas y navegar por algunas webs”. Pero eso de la sencillez, de que cualquiera puede hacer las cosas, ha calado tanto que el otro día mi dentista me dijo: bueno, intento solucionar yo el problema – informático – no – trivial, y si no, pues ya os llamo. Yo no dejaba de pensar en una frase parecida, pero al revés, y no le veia mucho sentido…

En fin, supongo que este mundo aún está en pañales, y que igual que hace un par de generaciones uno intentaba meterle mano al motor de su coche antes de llevarlo al mecánico, dentro de un tiempo entenderemos esto de otra forma. Ojo, que yo no estoy en contra de los manitas (a mi me encanta cacharrear).

Pero estoy cansadete de arreglar estropicios de “manazas”.

Le habló un arkángel poco profesional.

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.