TheRasterbator

Desde hace algo así como dos años llevo queriendo imprimirme alguna foto chula con el Rasterbator que me descubrió Netdancer. Pero soy muy olvidadizo, así que me voy a dejar esta nota aquí.

Ah, que lo estás leyendo… Verás, esto sirve para imprimir cosas en tamaño poster gigante (de metros x metros). Subes la foto y casi automáticamente te saca un pdf con tantos folios como sean necesarios, y le da un tratamiento de half-tone a la imagen. Resultados chuléticos garantizados, empapelar paredes completas nunca fue tan barato (mira ejemplos).

4 comentarios
  1. NetDancer 16/08/2007 at 3:10 pm

    Joder, vaya casualidad de las gordas, te juro que hace un par de d?as ande buscando el post para lo mismo. Se ve que en verano nos da a todos por estas pijadicas xD

  2. Arkangel 17/08/2007 at 3:09 pm

    Ya sabes, sincronicidades. En realidad yo en esto del rasterbator pienso cada vez que miro la pared de mi cuarto, pero o no encuentro la foto, o soy tremendamente perro.

    Bueno, que me voy de vacaciones.

  3. Ferguson 17/08/2007 at 5:01 pm

    Adem?s, con cosas en B/N que queda m?s pijo. Yo que no uso la impresora desde hace siglos, no lo s?, pero ?a cuanto puede salir la broma?

  4. Arkangel 19/08/2007 at 10:59 pm

    Ah, ?pero lo que se imprime en blanco y negro vale dinero? Yo es que uso una fotocopiadora de esas que hay en la habitaci?n de al lado para estas cosas…

    Ejem. Que tempoco es para tanto. 49 folios son casi una pared, y tampoco son tantos. Adem?s, imprime a puntitos, as? que salvo que haya mucha parte de negro…

Sobre el autor

Durante mucho tiempo desde que comencé este blog allá por 2003 intenté mantener separado mi alter ego de mi mismidad.

Sobre la persona

A día de hoy, me resulta casi imposible separar, lo virtual se mezcla íntimamente con el Mundo Real TM, para lo bueno y lo malo:

Mi nombre es Ángel Moreno y pierdo el sueño por SI2 Soluciones.

Disculpen :)

Busca
¡blog zombie!

Buuhhh... Este es un blog zombie, o vampiro, o algo así. Quiero decir, que está no-muerto. Sí, parece cadáver total, pero de vez en cuando su autor vuelve para soltar alguna diarrea mental.